domingo, 15 de mayo de 2022

COMO NUEVOS 136: SAN FERNANDO 51/CANALEJAS 4, EL DE LA FARMACIA CHICOY.

 Versió en valencià traduïda per Gonzalo Pons Delgado en ESTE ENLLAÇ 
Y ¡por fin! llegó el día en que este precioso edificio de la C/San Fernando 51, proyectado por Francisco Fajardo en 1910, se ha rehabilitado integralmente, no solo las fachadas sino también el interior, dividiendo la anterior vivienda por planta en dos y dotándolo de ascensor, dejándolo como nuevo y claro, su blog de confianza (éste) se tenía que ocupar del asunto, pero...con el añadido de que afortunadamente tengo un amigo, Jaume Chicoy que es descendiente de los titulares de la famosa farmacia que estuvo situada muchos años en el local de la planta baja y además ha tenido a bien compartir con todos nosotros documentos y fotos históricas de la misma y ha tenido la gentileza de escribir un texto para todos nosotros que transcribo a continuación, después de la ficha del catálogo.
Estado final de la rehabilitación del edificio.
Tapado con la lona que representaba la cercana plaza de Balmis en su etapa "gaudiana" 

Ficha del actual Catálogo (aunque el edificio ya lo estaba desde 2010 por el Plan Especial del Centro Tradicional) y vista del edificio sin la lona.
Y a continuación, texto y fotos de Jaume Chicoy Mira.
"La rehabilitación del edificio con el número 51 de la calle San Fernando supone la puesta al día de la totalidad de la manzana en la que se yergue. Una manzana orgullosa que desde hace más de 100 años domina uno de los dos extremos del inicialmente Paseo de Olalde, poco después del Paseo de los Mártires de la Libertad y finalmente y hasta hoy de la Explanada de España. Un contexto de piezas de arquitectura académica sobresaliente entre las que este inmueble se postula humilde y modesto para ayudar a entender la atmósfera del conjunto de una época perdida. Y una pieza firmada en 1910 por Francisco Fajardo, autor entre otros de los planes urbanísticos de los barrios de La Florida o de Ciudad Jardín, así como del Cementerio Municipal de Alicante, del Mercado Central junto con Juan Vidal o de numerosas viviendas.
Se trata de una construcción destinada a local comercial y 4 viviendas en 4 alturas (inicialmente 3 alturas, sobre las que en un momento indeterminado se añade un ático manteniendo la línea de cornisa), con escasa ornamentación y ritmo regular."


"Como en tantos casos de la época, el edificio no fue objeto de división de propiedad horizontal, que es la razón por la cual permaneció deshabitado durante lustros a la muerte de María Victoria, su última propietaria y única inquilina. Vivieron también en él anteriormente quienes poseían por entonces la Óptica Espinosa en la confluencia de las calles Bailén y Gerona.  En los años 60 del siglo pasado sus bajos los ocupó una oficina de farmacia que vio crecer a insignes nadadores de la historia de Alicante y a una hija que continuó la profesión en otras oficinas.
La farmacia era el lugar de encuentro del barrio. La llevaban don José Antonio Chicoy y doña Lola. Nada más abrir era el turno de los marineros con sus heridas causadas durante la noche. Anzuelos enganchados a los dedos, espinas, etc. Luego había que llevar las medicinas a las casas, de lo que se encargaban los chicos de la farmacia, Juanillo y Miguel entre otros. Vamos, lo que hacen ahora las empresas de reparto a domicilio. Normalmente se apuntaba el precio de los medicamentos en una libreta y al final de mes se pagaba. Al mediodía llegaban los médicos, Mengual, Tello, Llorens, Salvetti, Aznar... y se hacía la tertulia en la rebotica. Al atardecer era el turno del practicante: primero fue Pepito Esplá y luego Ginés, un policía armado que era un armario de grande. Se encerraban en la rebotica y encendían fuego con alcohol en unos recipientes para desinfectar las agujas.
Por la tarde pasaban también las mujeres de la sección femenina que tenían su sede en la calle San Fernando.
Las noches de guardia la farmacia estaba bien protegida con los serenos de la calle San Fernando y Rafael Terol, aunque discutían entre ellos porque uno era del torero Pacorro y el otro del Tino. Alguna vez llegaron a los bastones en sus discusiones.
Hace pocos años sus nuevos titulares trasladaron mucho más actualizada a la esquina enfrentada de la misma calle"







"Una intervención artística de camuflaje para tapar el estado de semi-ruina que amenazaba al edificio cubrió su fachada con una lona impresa (por iniciativa del entonces concejal de Imagen Urbana) que pronto se degradó a negro, permaneciendo así durante otros largos años. Tras varias operaciones de compra-venta y diversos requerimientos municipales por el estado de conservación del inmueble, las obras últimas de rehabilitación para transformar las plantas de piso en apartamentos turísticos han dejado al descubierto numerosos y notables testigos del oficio de la construcción de antaño, que cuidadosamente se han mantenido y recuperado sin dejar de lado la necesaria actualización del acondicionamiento general de los espacios. Testigos que pueden verse desde la calle en la forja de la puerta de acceso, en el rótulo de la primitiva farmacia, en la cerrajería de los balcones o en las molduras blancas y desnudas. Testigos que nos susurran cómo el discreto encanto de la sencillez en ocasiones construye el orden misterioso de la belleza."
Rótulo de cristal de la farmacia que fue encargado a Casa Devesa.

La puerta original de entrada, se ha conservado y así luce.


Plaza de Canalejas a quien debe su nombre una de las calles del edificio y que asoma tímidamente en la segunda foto, justo detrás de la Casa Alberola.


Otra vista del edificio.
Texto y fotos cortesía de  Jaume Chicoy así como las del zaguán y la escalera que son de una Memoria Descriptiva hecha por D. José Diego Quiles Pomares. Las fotos que llevan la marca de agua "Alacantí de profit", las antiguas y la ficha del Catálogo han sido gestionadas por el blog.
La música también la ha elegido Jaume, aunque el rollo de autoría y demás es de Paco, porque el tema es perfecto, ya que no sabemos cuantos problemas de taquicardias habrán resuelto en la farmacia: cientos. Y es que es así como se llama la canción "Taquicardia" un tema de 1984 cantado por Vainica Doble y debido a sus dos componentes, Carmen Santonja Esquivias y Gloria Van Aerssen Grande, junto a Miguel Ángel Campos López. La cantan en directo en un programa de TVE.











6 comentarios:

  1. Entrañable, amigo EKK. Años y años pasando por delante de esa farmacia y de ese edificio y nunca supe nada de su historia. Los edificios hablan cuando alguien los escucha y eso es lo que tú has hecho hoy.
    Gracias, amigo, todos los alicantinos, nacidos o no nacidos aquí, te lo tenemos que agradecer.
    Con la música, hoy, pinché, no conocía a ese duo pop, pero me he obligado a conocerlo. También gracias por ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad cada casa, cada edificio, tiene su historia que afecta sobre todo a sus habitantes aunque claro, no todas son con personajes conocidos. Gracias a ti, un abrazo.

      Eliminar
  2. es llamativo que durante la crisis de 2008 se dejaran obras como la que nos presentas para tan a posteriori, cuando quizá hubiera sido deseable haberlas llevado a cabo en aquel periodo donde muchos profesionales tuvieron que buscar nuevos rumbos en lugares donde sí se iba a acometer en forma y tiempo… ahora toca disfrutarlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, estamos en una economía de mercado con todo lo que eso tiene...

      Eliminar
  3. És esta la Casa Chicoy que mencionaves en el teu article EL PRINCIPIO Y EL FINAL DE LA EXPLANADA?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, efectivament, la Casa Chicoy (bé ara ja sé que no éra d'ells) etstà totalment envoltada per l'altra.

      Eliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.