domingo, 11 de abril de 2021

CASTILLO DE SANTA BÁRBARA: ELIMINANDO LAJAS SUELTAS Y MÁS...

Versió en valencià en  ESTE ENLLAÇ 
Muchas más cosas. Los que visitáis el blog, sabéis que trato con frecuencia la rehabilitación de edificios, pero resulta que también otras construcciones a base de sillares, que se supone que son más fuertes y mucho más duraderas en el tiempo, hay que darles un toque de vez en cuando y no solo a las construcciones, sino a las montañas que las soportan y en esta ocasión hablo de nuestro Castillo de Santa Bárbara y la mole rocosa donde se asienta, objeto ambos de numerosas restauraciones a lo largo del tiempo, especialmente desde los años 60, en unos casos adecuadamente y en otros no.
Actualmente se está interviniendo sobre el Baluarte de la Mina, justo entre las garitas de La Mina y la de La Campana para consolidarlo y rehabilitarlo que incluye la ladera rocosa sobre la que se asienta y que presenta grandes oquedades, rocas disgregadas y fisuradas,  bloques de roca de pequeño y mediano tamaño sobre las terrazas, lajas de pequeño y mediano tamaño en situación inestable y superficies meteorizadas y con potencial riesgo de desprendimiento sobre las viviendas situadas a los pies o sobre los caminos adyacentes, entre otras cuestiones. Y es sobre lo que nos vamos a centrar: en esa ladera rocosa.
Para toda la actuación (Baluarte y ladera rocosa) se ha dispuesto un fabuloso andamio colgante tal y como muestra la imagen (obtenida del Instagram de la Concejalía de Urbanismo y que hace mosaico con otras dos que pongo al final del artículo) para actuar directamente y también para que los "colgados" (en argot del gremio de la construcción usado para referirse a los especialistas que actúan pendientes de cables) actúen sobre las partes no accesibles.

Por encargo de la Concejalía de Cultura (de la que dependía el Castillo) la Cooperativa Altur elaboró un exhaustivo dosier sobre el estado de la ladera rocosa inspeccionando y plasmando en imágenes obtenidas por sus especialistas (valientes trabajadores, dicho sea de paso) para conocer el estado de la zona. La primera foto es de su informe, la segunda correspondiente a la lámpara que sostiene la Garita de La Mina, la hizo V.C.S. para uno de los artículos más destacados del blog y que se publicó hace siete años: LAS ESCALERAS Y LA MURALLA.



Lo siguiente fue elaborar un proyecto que estuvo a cargo del arquitecto Jaime M. Giner Martínez donde se recogieron las conclusiones de las inspecciones y las actuaciones previstas para corregirlas. En las imágenes anteriores se ven algunos tramos de la ladera con su estado actual, la zona de actuación y los andamios y las soluciones previstas.

Y aquí las soluciones previstas para estos menesteres que si os interesa podéis leer detenidamente.




Y en estas cinco fotos tomadas con teleobjetivo por el autor, vemos a los trabajadores suspendidos a más de 40 m del andamio superior y entre bulones varios (de anteriores intervenciones) haciendo todo lo enumerado anteriormente. Supongo que las gaviotas también revolotearían amenazadoramente sorprendidas por su invasión.

Y como he dicho es un no parar, por un lado o por otro, por una vertiente o por la opuesta, en todas las ubicaciones posibles con mayor o menor fortuna, la rehabilitación de zonas del Castillo ha sido continua y en la imagen os muestro la que se hizo en 2008 de ¡la mismísima Cara del Moro! que luce tan y como es ahora porque con este fabuloso andamio se le aplicó un lifting que la dejó como nueva. Si no recuerdo mal la instalación del andamio costó mucho más que la propia obra, creo que ha sido el mayor de los que se ha instalado nunca en nuestra ciudad.

Y aquí está la composición del Instagram de la Concejalía de Urbanismo de la que fue extraída la primera foto. Teóricamente las obras deben de estar a punto de acabar, se decía que en esta primavera ya se podía visitar (la parte superior, las rocas no).
Y claro arqueología musical, en esta ocasión nos la trae la cantante chilena (de voz sedosa) Monna Bell que en 1960 interpretó "La montaña" compuesta por Augusto Algueró Dasca y Santiago Guardia Moreu y que al parecer tuvo un éxito importante en toda Europa, a juzgar con los nombres alternativos de su título, ni más ni menos que: "A MONTANHA, EIN GROBES WUNDER IST DIE LIEBE, IF SHE SHOULD COME TO YOU, LA MONTAGNE, LA MONTANA, MASTANG BLAND BERGEN y NASTANS BLAND BERGEN". Siento las mayúsculas pero viene así en los documentos oficiales.


















2 comentarios:

  1. Como bien sabes, amic, la intemperie, la orientación, las propias gaviotas y sus escrementos, atacan la roca del monte Benacantil ya de por sí "blanda". Pero es que la zona arrastra una tara histórica. Cuando la guerra de Sucesión, Alacant, su fortaleza y su bahia fueron tomadas por las fuerzas británicas. Como Menorca y Gibraltar. El monte del "viejo con capucha", para nosotros "cara del moro" estuvo en manos británicas hasta que sus tropas fueron vencidas tras una gran explosión. Explosión de la mina. Lean sobre el tema. La historia no tiene desperdicio. Imaginas, amigo Paco, Alicante convertida en una ciudad tipicamente britanica? Ahora estariamos de luto. Tu sabes bien que los efectos de in desastre como debió ser aquel dejan huella. Durante años se protegieron las viviendas de Santa Cruz con muros e incluso cadenas. Aún así, petiodicamente se desprendían rocas que dañaban las viviendas más altas del barrio. Un abraxo, amic.
    Eusebiet d'Alacant.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tomaríamos el té de las cinco (pero de las cinco de su huso horario). Moltes gràcies Eusebiet.

      Eliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.