domingo, 27 de julio de 2014

LAS ESCALERAS Y LA MURALLA

Yo creo que como no las tenemos a pie de calle, tangibles,  que están allá arriba, lejos de nuestro alcance, muchos alicantinos no son plenamente conscientes de nuestras murallas, que no son muy grandes, pero ahí están. Cuando se decidió derribarlas, se salvaron justo los tramos que no estaban en la parte llana y habitable de la ciudad: los que subían por el Benacantil con una gran pendiente hasta el Castillo de Santa Bárbara. El tramo más largo es el de la parte Norte (el que va desde El Portón hasta el Castillo) que es transitable por su parte superior en la mayoría de su recorrido, pero el tramo Este que es el que sube desde el Raval Roig (justo donde ahora está el C.P,.San Roque) solo lo es en sus primeros metros, donde se integran unas empinadas escaleras hasta que la gran pendiente, las hace casi impracticables y por eso aunque la pared sigue su camino, se derivan en un sistema zigzagueante de rampas escalonadas o no, hasta alcanzar la cumbre pero sin acceso abierto a la fortaleza, porque aunque eso sería posible, una reja impide el paso. De hecho el propio recorrido que os vamos a mostrar, no es cómodamente accesible, porque no tiene las condiciones adecuadas, solo gente bien preparada y con cierta fortaleza puede acceder (y luego bajar, que esa es otra) hasta el final. Además de las dificultades del terreno, tenemos otra añadida: las gaviotas que son muy abundantes y se incomodan con la presencia humana. Así que gracias a Víctor Chazarra Seguí que se aventuró por esas escaleras de dios, tenemos estas bonitas fotos para que podamos ver cómodamente desde casa lo que se cuece allá arriba...
Tramo con escaleras integradas.
 Plano del recinto fortificado en 1850, gentileza de la web Alicante 1850

Aquí empieza la muralla y las escaleras...llenas de escombros, en La Medina, junto al colegio.

Imágenes irrepetibles: se ha construido el C.P. San Roque y ya no es posible hacer estas fotos.
 El comienzo de la muralla tal y como está ahora, ha permanecido oculto tras las edificaciones de la C/Antequera.
 Abertura a través de la muralla.





 Refuerzo y anclaje de las rocas para evitar desprendimientos.
 Reflectores que iluminan la fortaleza con "recuerdo" de las gaviotas.
Preciosas vistas y por eso alguien se subió la silla para disfrutarlas cómodamente sentado, después de la extenuante subida.

La muralla asciende ya sin escaleras...
 La garita con sus "bajos" al descubierto.
 La fabulosa reja que impide la entrada al Castillo.
 La pared acaba justo tras el edificio que alberga la maquinaria de los ascensores.

 Nuestro Alicante.
Vista desde El Postiguet.
Las fotos hechas desde la propia muralla son gentileza de 
Víctor Chazarra Seguí.
Y para amenizarnos la entrada, pues qué mejor que "La muralla" de Ana Belén y Víctor Manuel


15 comentarios:

  1. Que recuerdos Paco. De adolescente subí varias veces con amigos de la zona. Recuerdo que había uno mas valiente que al llegar a la base de la muralla seguía hasta casi llegar hasta la cabeza de la cara del moro. Yo iba acojonado pero se tenia que seguir a la pandilla.
    Gracias por el reportaje y gracias por devolvernos un poco de un tiempo ya muy lejano.
    Un abrazo

    arturo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, siempre me alegra que se despierten los buenos recuerdos con cualquier cosa de este blog :)

      Eliminar
  2. Gracias por estas fotos que nos traes, sorprende que no se oficialice la subida al Castillo tal y como dice el comentario anterior y se convierta en una prueba de aventura. Y que cerca lo tenemos y que lejos parece estar desde la playa de San Juan en pleno verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira: es una buena idea, un deporte de aventura en plena ciudad...

      Eliminar
  3. Hay que ver el nulo caso que se le hace a nuestro patrimonio por parte de las instituciones, nada más y nada menos al castillo se le deja perderse en el abandono sin mover un dedo, dinero que se tira por la ventana para acometer obras de parques temáticos, etc... Estos son los mismos responsables del tijeretazo y los sobresueldos. Una verdadera jauría de elementos nada ingenuos evidentemente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debería de haber un presupuesto para ir arreglando poco a poco estas cosas, pero no, solo se parchea lo más visible, pero ésto que es de difícil acceso y por lo tanto el gran público no lo ve, también es importante.

      Eliminar
  4. IRREPETIBLE, ALACANTÍ, tú lo has dicho.
    La Muralla es una buena cita musical.

    ResponderEliminar
  5. Fueron muchas las veces que ascendí por estas escaleras. Reconozco la entrada y el edificio que parte la muralla y en el que se hacían "bailes" con tocadiscos y todo en los sesenta. Es fácil de ver. basta encontrar el cambio de trazado de las escaleras por el zigzagueante y último trozo. El tramo final era el más fácil. Entrabamos por las ventanas que ahora están cerradas con reja. La aventura era total. No creo que el mantenimiento de la zona, reconstruyendo lo que hay derruido, el adecentamiento de las suciedades seculares y la puesta en uso de dicha muralla fuera muy costosa. Incluso se podrían concertar visitas guiadas..... pero Alacant es otra cosa. Caca de gaviota por doquier......y no es un símil. Gracias por el artículo y las fotos.

    Eusebio Pérez Oca

    ResponderEliminar
  6. Estas fet un máquina..............por cierto hoy he tomado prestada una foto tuya, eso si, mencionando al autor!!! jeje Bon dia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un máquina Víctor, que como hubiera tenido que subir yo, al tercer tramo me dan el viático jaja. No hay problema, luego pasaré la factura jajaja.

      Eliminar
  7. Interesante reportaje.
    Hay otro tramo de la muralla que sí es transitable y abierto al público, aunque con tramos de escaleras muy empinadas. Se accede desde la Avenida de Jaime I, frente a los Bomberos. Atraviesas el techo del Barrio de Santa Cruz, llegas al restaurante y plaza de La Ereta y, más arriba, hasta casi la entrada al castillo después de salir por una puerta de la muralla. Las vistas de la ciudad, la bahía, Tabarca, también son espectaculares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Sí, esa parte también la nombro en el texto. Por esa si que he ido, recuerdo que al final ya es un poco fatigosa, pero algo menos que ésta...

      Eliminar
  8. Un lujo poder ver estas vistas de infarto, porque como bien dices, como tengamos que subir ...nos quedamos con las ganas. Gracias por el artículo Paco, y gracias a Victor por permitirnos verlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tus palabras y por tu visita.

      Eliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.