lunes, 8 de febrero de 2010

La reconstrucción de La Rotonda

La Rotonda, es una urbanización que fue promovida por Enrique Penedo (el mismo propietario de El Parque que se levantó sobre los terrenos de la fábrica del gas) y que se acabó de construir en 1967. Proyectada por Don Juan Guardiola Gaya, se asienta sobre una manzana poligonal de lados curvos en las avenidas de Costa Blanca, Cataluña, Nápoles y la calle Sicilia. Está compuesta de un total de 122 lujosas viviendas, distribuidas en 4 bloques: dos de viviendas adosadas sitos al norte y al sur de la parcela, otro de 6 alturas lindante con la avda Costa Blanca y la Torre.
La Torre es el elemento más significativo de este conjunto, es de planta cuadrada, con 18 alturas que se elevan sobre un podio destinado a garaje y está situada en el ángulo que forman las Avdas de Cataluña y Nápoles. Elevada con estructura metálica, la forma de los antepechos de los amplios voladizos, en forma puntiaguda, ha hecho que se le conozca popularmente como “La pagoda”, habiendo sido durante muchos años, un hito visual muy importante por su singular situación en el ángulo de la playa y la antigua carretera A-190 de Alicante a El Campello.
                    
Vista de la urbanización aún en obras.

Plano del proyecto y maqueta del conjunto.

Distribución de planta de pisos del bloque de 6 alturas.

Plano de planta de pisos de la torre. En el centro se observa el patio que la recorre en toda su altura.

Vistas del conjunto en el lado más próximo al Cabo.

Vista de la fachada en 1997. El gresite que recubría las "alas", las estrellas metálicas y el macizado de la pérgola, ya han desaparecido.
Actualmente tiene el honor de ser el edificio de viviendas más “joven” que goza de protección en la última revisión del PGOU.
        
Pero como para todos, para los edificios también pasa el tiempo y si además tienen estructura metálica y están junto al mar, la corrosión es uno de sus peores enemigos y hace estragos en la seguridad de los mismos. En estos momentos, se está rehabilitando la fachada de la torre. No es la primera vez que se hacen obras en los exteriores de los componentes de La Rotonda, anteriormente ya se había eliminado los revestimientos de gresite de todos los bloques y en el caso concreto de la torre, además la pérgola de remate, que como se ve en la foto de conjunto primitiva, estaba techada. Actualmente sólo se conserva la estructura. También se le había despojado (excepto en algunas partes muy concretas) de las estrellas metálicas que en número de 16 por planta, a modo de falso pavimento, unían las terrazas de todos los apartamentos, recurso estético que el autor del edificio también usó en el edificio de Alfonso el Sabio 40 y en la Torre París, si bien en esta última no se trataba de estrellas, sino de simples perfiles metálicos.
                 
Fachada norte: aún no han comenzado las obras en este sector.

Diversas vistas de los trabajos. En ellas se observa como incluso se han tenido que demoler los forjados.
                 
En esta foto se observa las estrellas metálicas que cubrían todos los huecos que separaban cada apartamento y que se conservan en la planta baja. También la celosía de la planta de desvíos, de autoría atribuible al escultor Miguel Losan.

Vistas del resto de la urbanización.
                
En esta ocasión, la profunda rehabilitación a que está siendo sometido el edificio es tal, que incluso podemos hablar de reconstrucción, pues se están sustituyendo gran cantidad de perfiles metálicos cuya oxidación era patente, e incluso parte de los forjados de los voladizos. Respecto a las “alas”, se están desmontando igualmente y esperemos que se repongan exactamente como estaban antes. Desde luego, si no se hace así, se estaría incumpliendo la catalogación que le ha otorgado el Ayuntamiento y el edificio perdería toda su personalidad.

Las fotos 1 a 6, son de la revista Vía arquitectura del Colegio de Arquitectos de Alicante.
Las fotos 7 a 11 son de J.Navarro a quien agradezco especialmente su colaboración y gentileza.
El resto de fotos, son del autor.

Dada la lejana inspiración japonesa del edificio, pues la canción que le ponemos es "Japonese boy" de Aneka. Música discotequera de los 80:

3 comentarios:

  1. Figura, tengo una imagen para ti en barriodebenalua. Es tan fácil que puedes acertar las dos preguntas de tirón, pero no te confíes...

    ResponderEliminar
  2. Tiene muchísima clase el conjunto. Hace un tiempo llamé a alguna vivienda y los precios eran prohibitivos, eran gente mayor de Madrid pero el sitio es inigualable. Los adosados tambien tienen su encanto aunque parecen minúsculos.

    La rehabilitación es brutal, ha debido costar mucho dinero, las empresas que se dedican a ello se deben estar forrando, y además deben tener untados a varios del Ayuntamiento, para que vayan animando a las CCPP.

    La urbanización tiene unas placas descriptivas de las construcciones de la urbanización muy bonitos, en alguna urbanización de la albufereta también están.

    ResponderEliminar
  3. Voy a ver Ernes. Pere: pues no sabía lo de las placas de descripción, ya me dirás dónde están y les hago una fotito. Supongo que las derramas deben de ser bestiales y desde hace años y no sólo en este edificio, en todos. El mantenimiento de este tipo de construcciones, con piscinas, jardines y con unas estructuras junto al mar y expuestas a tanta corrosión, es muy caro. Respecto a los adosados, los escalonados tienen unos 55 m2 por planta, en total 160 (incluido garaje) y los lineales son más grandes: unos 70 m2 por planta, en total 210m2. No están mal.

    ResponderEliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.