domingo, 20 de marzo de 2016

RESIDENCIAL ALTO GARBINET (es decir: "Los Pisos Rojos")

Iba a poner en el título lo de "COMO NUEVOS..." porque se han hecho unas obras bastante importantes pero que no alcanzan a la totalidad del edificio, pero aún así, digamos que sería el nº 67 de la serie. Y con ese motivo hago un acercamiento muy somero a la urbanización, porque en realidad supongo que como en todas las comunidades de propietarios tan grandes (unas 340 viviendas) los aspectos para abordar, serían muy extensos y variados.
El edificio fue diseñado por Juan  Antonio García Solera para una sociedad de CALPISA, a finales de los 70 y está situado en la ladera norte de la Loma del Garbinet, donde se asienta la Ciudad Elegida con la que comparte accesos e infraestructuras pero de la que no forma parte. Ocupa una parcela de 36.400 m2 que entonces lindaba con el "Acceso Norte" previsto en el PGOU diseñado por el propio arquitecto y junto a un enlace con otro vial secundario, de ahí el contorno del terreno.
Forma parte de los edificios con "sombrero" tan de moda entonces (remates inclinados de los antepechos de la última planta) y debido a la diferencia de nivel en todas las direcciones, la construcción se adapta a las cotas existentes mediante 7 torres adosadas de 11 plantas cada una y unos bloques de 1,2 y 3 alturas a los que se accede desde la planta baja de esas torres y que descansan sobre la gran zona verde que rodea al edificio.
Como curiosidad, en el año 1980 y al tener una parte de la urbanización ya construida y estando sin vender las viviendas, la promotora se acogió a una ley del Gobierno que permitía ofrecer en venta, partes enteras e independientes de edificios recién construidos a un precio inferior del de mercado a instituciones oficiales que lo necesitaran. En este caso se vendieron para la Policía Nacional que pronto ocuparon parte del edificio para gran alegría del resto.
Y las obras a que me refería al principio, se han hecho en la parte norte, la que linda con la hoy calle del Pintor Pedro Camacho y es que se ha tenido que actuar sobre el techo de los garajes que a su vez soporta una calzada de varios miles de m2 que recorre todo el edificio teniendo que demoler el forjado y reforzar la estructura tal y como aparece en las fotos.
Vista de la urbanización en el momento de las obras.
Imagen del folleto publicitario de la venta de las viviendas. Propiedad del autor.

Antes y después de las obras.



Trabajos de renovación y refuerzo de parte de la estructura.


Obra finalizada.


Aspecto del conjunto desde la vertiente norte de la parcela.
Vista desde la calle Pintor Pedro Camacho.
Y como el apelativo "descriptivo" para los vecinos del barrio es como hemos dicho arriba "Los pisos rojos" para distinguirlo del resto que son blancos y amarillos, ¿qué canción poner? pues una que habla de Rosas rojas y que nos canta Massimo Rainieri, una preciosa canción muy romántica con mucha guitarra, mucha mandolina, mucho violín y de todo, gran éxito en los años 70...





11 comentarios:

  1. Ay, amigo EKK. Esa obra fue la culpable de que me viniera a Alicante en Junio del 78, en plenas Hogueras. La empresa que me trajo aquí, hoy Dragados, me desplazó para encargarme del contrato y ejecución de las obras. El contrato de Calpisa era durísimo, pero a mi me pareció genial, tanto que luego fue modelo para muchas de las obras de las que me encargué de construir y vender como promotor. Aún lo conservo.
    La música, para mi, totalmente romántica. De la obra y de todos los que intervinieron en ella, guardo un feliz recuerdo. Ahí cocnocí a Garcia Solera. Lo peor el granolite y la barandilla inclinada.
    Un abrazo amigo y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces ¡viva "los pisos rojos"! que te trajeron a la terreta. El granolite es el estucado marrón que hay entre las bandas de caravista? no me había fijado en que las barandillas tenían inclinación. Muchas gracias a ti.

      Eliminar
    2. Si eso es el granolite, se fue despegando con el tiempo.

      Eliminar
    3. Si eso es el granolite, se fue despegando con el tiempo.

      Eliminar
    4. Una faena. Todos los revestimientos dan pegas. Recuerdo el cotegran que era muy bonito pero al final parecía una pedrega jeje.

      Eliminar
  2. q recuerdos cuando pasaba el autobus q nos llevaba al colegio sann agustin,creo haberlo visto de noche! 🤓
    una pantalla considerable... y roja!



    ...

    ResponderEliminar
  3. se ven muy bonitos y soleados eso si como arquitecto están algo alejados para mi pero gracias a que usted es amigo puedo imaginarme paseando en aquel lugar .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo tiene sus ventajas e inconvenientes, la tranquilidad es mucha, no hay casi tráfico y efectivamente son soleados.

      Eliminar
  4. Lugar privilegiado de la zona norte de Alicante para las entonces clases obreras de mediano y alto rango. Hubo una época en que yo mismo, sin habitar en la zona, utilizaba los servicios del bar-tienda para ligar (alternar con algún murcianillo) y reconozco que el edificio en cuestión, o mejor expresado, causa de la conversación, por el paso del tiempo estaba perdiendo brillantez. Hoy, sin embargo, vuelve a brillar su esbelta silueta desde la privilegiada cumbre que le da nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si que es un lugar privilegiado: ventilado y con buenas vistas, por supuesto.

      Eliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.