martes, 14 de abril de 2015

DESCUBRIENDO SAN GABRIEL V: EL BARRIO AUTÉNTICO

He publicado varios paseos por este emblemático barrio alicantino (podéis verlos clicando en los enlaces que hay bajo del todo) pero los que seguís el blog, sabéis que primero he hecho el "tour" por las grandes urbanizaciones que lo abrazan, pero faltaba el núcleo antiguo, el principal, el entrañable, el esencial. Aquel que empezó a poblarse en las primeras décadas del siglo XX, con esas casitas tan características que fueron construídas por cooperativas, como "La Amistad de los 50" entre otras y también con viviendas de autoconstrucción y que se mantienen esencialmente en las manzanas comprendidas entre las calles Buenavista y Rafael Escolano y Fernando Diaz de Mendoza, aunque es cierto que también hay (y muchas) fuera de esas manzanas centrales. Viviendas unifamiliares donde cada uno es dueño de su casa, sin las obligaciones de una comunidad de propietarios, ventaja innegociable pero que a su vez ha supuesto que cada uno haya hecho las reformas de fachadas como ha querido. El actual PGOU (el de 1987) permitía un ático sobre la planta baja  y algunos se han hecho, pero pocos. Nada comparado con el fastidioso nuevo Plan de 2008 (en fase de anulación definitiva) que elevaba las alturas hasta 3. Todo un despropósito que espero  que no se repita. Y sin más, vamos a ver unas fotos de algunas de las viviendas de esa parte del barrio y animar a quien no lo conozca que se de una vuelta y respire el ambiente tranquilo (casi de pueblo, diría yo) dentro de la ciudad.

 Viviendas en su estado original. Éstas en concreto, edificadas a partir de 1935, constaban de 3 o 2 huecos en fachada, dos crujìas, tejado con teja alicantina a dos aguas y patio posterior donde seguramente estaba el wc con fosa séptica y supongo que en un principio también un algibe (a la distancia conveniente de lo anterior). El gallinero y el limonero o la higuera, no faltaba. Si os fijáis, todas tienen el mismo tipo de rejas, puertas con montante y aleros con socarrats.



 Las viviendas en esquina eran algo más espaciosas y además tenían acceso directo al patio desde la calle.
 Una de las calles más antiguas del barrio.
Algunas de ellas perdieron una de las piezas delanteras, para albergar pequeños comercios cuyo uso se compartía con el de vivienda.
Una de las viviendas más antiguas del barrio. La parte más cercana al Barranco, fue la primera en poblarse.

Dos formas de embellecer las cornisas: con socarrats y con moldura.
Foto cenital de 1948. Aún no estaba hecho el ramal del ferrocarril.
 Casa con la fachada reformada y con unas troneras en el tejado.
Nueva construcción según el PGOU de 1987. Bastante discreta la presencia de la planta superior aunque el ladrillo caravista desvirtúa la tipología dominante.
En los  años 50, se siguió acudiendo al cooperativismo para la edificación de viviendas.
También estuvo el club de nuestro nadador más famoso Luis Asensi el "Tragamillas"
Y por supuesto las dos grandes fincas con abundante arbolado intercaladas entre el resto de edificaciones.
Las persianas alicantinas: elemento indispensable para preservar la intimidad.
Artículos anteriores:



16 comentarios:

  1. En una igual pero en otro barrio me crié yo, no he podido evitar sonreír al leer lo de los aseos en los patios, siempre sin techar y que me obligaban de pequeño a ir a satisfacer mis necesidades con el paraguas cuando llovía. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero bueno! y el aseo en si no tenía techo? jajaja

      Eliminar
    2. Jajajaja, el aseo en si sí, pero el trecho en pleno invierno que había que recorrer hacía que te aguantaras lo inimaginable...

      Eliminar
    3. Menos mal, me ha venido a la memoria El Forat que tenía todo sin techo: el patio y los aseos. Era una aventura intrépida jaja

      Eliminar
  2. No sé decirte por qué pero siempre me ha encantado pasear por ese barrio ... huelo a piedra, a casa vieja, a puchero, ... me encanta.
    Preciosas imágenes ... un abrazo y gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí: pura delicia. Muchas gracias y un abrazo.

      Eliminar
  3. ¿Porqué harían un barrio tan lejos? puede que con la idea que algún día escindiera de la propia ciudad. Y que detalle el "socarrat", mismo nombre para la parte tostada de la paella y otras cosas chamuscadas, gran foto y gran artículo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues porque había varias fábricas que tenían cientos de empleados y que también estaban alejadas del casco urbano de aquel entonces. La Cros y la Fábrica de sacos entre ellas. Era mucho más cómodo atravesar los Doce Puentes para ir de casa al trabajo que toda la ciudad. Otro saludo.

      Eliminar
  4. Alicante es una ciudad que desconoce su propia historia. Este barrio humilde era visitado por los más humildes alicantinos que buscaban "los doce puentes" como zona de pesca baño. No era raro encontrar alguna cuerda desprendida de las mejilloneras. La fiestas de este querido y pequeño barrio fueron, en el final del verano, esperadas por la juventud alicantina con ansia. En ellas se celebraban conciertos con la actuación de los grupos punteros de los setenta. Recuerdo a los Módulos, los Iberos, etc. Pero lo que más recuerdo era la cara de sueño de mis compañeros del Instituto Jorge Juan que provenían de allí. Un personaje nefasto de la historia de nuestra ciudad, el padre Dimas, conectó por todo el barrio una serie de altavoces que durante años "transmitían" a toda la población todos los actos religiosos que tenían lugar en el pequeño barrio. A las primeras horas del día se escuchaba la misa.....pero lo peor era que el padre Dimas daba clase en el Instituto, por supuesto de religión. Lo que quizas no se conoce debidamente es la actuación de este.....taliban en los años cuarenta en la cárcel de Alicante. Junto al padre Vendrell y a las ordenes del tal Almarcha le amargó la vida a personas como el propio Miguel Hernandez, a mi padre, a Gastón Castelló....etc. ERa el cura del Altet pero como los curas de la Carcel de Benanlua eran personas muy decentes, el obispo recurrió a Almarcha y sus dos turiferarios. Cansados de los altavoces, los vecinos consiguieron que estos solo funcionaran en la plaza ante la iglesia y en misa de domingo. Todo un detalla.

    Eusebio Pérez Oca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tienes toda la razón,desconocemos mucho de la historia de la ciudad, debería de impulsarse su conocimiento. Muy interesante todo lo que cuentas, como siempre es un placer leerte. Desde luego lo del martirio delos altavoces no lo sabía...Un saludo y muchas gracias.

      Eliminar
  5. Hola Paco, que voy a decir de ti a estas alturas, solo felicitarte por reflejar de una forma tan fiel la realidad pasada y actual de este barrio/pueblo. Yo soy de San Gabriel, y efectivamente era como un pueblo, para lo bueno y para lo malo, pues si como positivo tenía la tranquilidad de su calles y la vida pausada, en lo negativo la sociedad, por llamarla de alguna forma, de sus gentes era muy cerrada en lo político, moralidad y libertades, aunque por bajo de las apariencias existiera esa doble moral tan bien reflejada por Berlanga en su películas.
    Gracias Paco por aportar tu trabajo para conocimientos de todos.
    Un abrazo.

    Pepe Gómiz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola pepe: agradecido por tu comentario y me alegra, no es fácil hablar de un barrio en el que no se vive, pero que he visitado muchas veces y siempre me ha gustado mucho. Claro,no es lo mismo estar de visita en un sitio que vivir ahí, la percepción cambia totalmente,pero te he de decir que el asunto de ser una sociedad cerrada,no es exclusivo de San Gabriel ni mucho menos,pasa en todos los núcleos de población un tanto aislados (que se lo digan a cualquier pueblo de La Mancha por ejemplo.) y la gente cuando ya no tiene tema de conversación pues pasa a opinar de los vecinos. Afortunadamente eso ha cambiado,ahora se es más respetuoso por la vida ajena, se lee más y se ve la tele. Bueno,eso y que también coges el coche, te vas a otro sitio y no se entera nadie. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Tuve una gran relación con el Barrio de San Gabriel porque a finales de los 60 me hice novio, y luego me casé, con la hija del Director de la Fábrica de Cros que daba trabajo a muchos de los habitantes del barrio. Benito Franco fue director de la Cros desde 1960 hasta 1970, y luego volvió a residir en el Palmeral, aunque ya no como director de la Fábrica de Alicante. Todavía quedarán antiguos trabajadores de Cros que lo recuerden. Mi suegra todavía vive en el Palmeral, y mi relación con ese barrio se mantiene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es gratificante comprobar como lo que uno escribe trae buenos recuerdos al lector. Muchas gracias por tu visita y tu comentario.

      Eliminar
  7. Francisco Alcaraz Pastor27 de octubre de 2016, 0:23

    Para comenzar diré que mi familia estuvo muy ligada a S. Gabriel. Tanto como que mi padre y mis tíos son hijos del barrio. Mi abuelo Paco Alcaraz Torregrosa (Palla) fue uno de los primeros empleados de S.A. Coros. Él fue la persona que murió en el año 34 cuando transportaba el dinero de la nómina de los trabajadores y fue asaltado por unos atracadores. Mi padre también fue chofer en la empresa y ahí se estrenaron dos camiones Pegaso con remolque, de los que uno fué el que conducía mi padre. Nosotros vivíamos en la calle Porvenir del obrero (que así era conocida por entonces) en el número 15. Mi tío Pepe hermano mayor de mi padre fue el maestro de música Palla casado con mi tía Adela.
    He vivido en distintos lugares como Madrid y Barcelona y nunca he olvidado mi infancia en el barrio quizá la más feliz de mi vida. Ahora, hoy cumplo 70 años y mis recuerdos me llevan a San Gabriel un lugar de buena gente, donde todo el mundo se apreciaba y se respetaba. Personas como Paco Botella, Rafael Escolano y tantos que no podría acabar por citarlos. Una de las mejores representaciones del barrio fue la Orquesta Racing Club, cuyos componentes eran todos de San Gabriel, y entre ellos estaba mi tío Pepe, mi padre que tocaba la batería y mi tío Rafael hermano menor, y como añadido yo mismo que con 7 años tocaba las maracas. Conservo una foto de la orquesta
    Por cierto alguien comentaba que estuvo su padre en la cárcel con Gastón Castelló y seguramente también fue compañero de penas y fatigas de mi padre Paco Alcaraz Pérez que también cumplió condena. Continuaré si queréis con muchas historias vividas en el barrio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te hayan venido tan bonitos recuerdos. Muchísimas gracias por tu visita y tu comentario. Y claro que sí, tu cuenta que siempre es bueno conocer la historia de primera mano.

      Eliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.