sábado, 7 de marzo de 2015

UN PASEO POR EL SEGUNDO SECTOR (de Juan XXIII) 2ª parte.

Después del éxito obtenido en la venta de las primeras 1.116 viviendas sobre una de las  grandes Lomas del Garbinet, siguió adelante la ocupación del terreno con nuevas promociones, a pesar de tener como "destacado" vecino al vertedero de basuras aunque con la promesa cumplida de su eliminación en 1973, hecho que tuvo gran importancia tanto para seguir con el proyecto (Vicente Marco le vendió los terrenos a Calpisa) como para la desaparición de molestos "efluvios" que envolvían a todos los barrios colindantes.
Pero en esta ocasión, no fue solo Calpisa la promotora, sino que se dividió en varias parcelas a nombre de seis sociedades, aparentemente distintas. La prensa dijo en aquel entonces que se hizo para evitar dar al barrio las dotaciones que hubieran tenido obligación de hacer si solo hubiera sido una, como efectivamente ocurrió. Las sociedades fueron: Torregrosa Empresa Constructora S.A. (TECSA), Ripoll Especialidades Farmacéuticas S.A. (RIESFASA), José Ripoll Pastor e Hijos S.A., Equipo Torregrosa S.A., Calpisa Cataluña S.A. y Calpisa Barcelona S.A. Entre todas vendieron 1.394 viviendas distribuidas sobre 182.757 m² y articuladas sobre las calles Ronda de Melilla y Barítono Paco Latorre entre otras, distribuyendo los bloques en la mayoría de casos, perpendicularmente a la calle y en otros ocupando los espacios residuales dejados por la anterior fase, aparentemente sin  orden ni concierto.
 Avda Ronda de Melilla
C/Salvador Allende.
Las fachadas de las viviendas son casi idénticas, salvo que en unas se empleó el ladrillo caravista y en otras no. Todos tiene 4 alturas exceptuando unos pocos que tienen 3.
 El ansiado final del Femer: feliz para los promotores que tuvieron más donde edificar y menos trabas para vender y para los vecinos de Virgen del Remedio, que dejaron de respirar los "perfumes".
Las viviendas a las que me refería en el artículo anterior y delante: las instalaciones industriales y de procesamiento del vertedero de basuras de Vicente Marco.
Aún se llamaba Ciudad Elegida Juan XXIII

 Los edificios fueron ocupando espacio, dejando en algunos casos unas parcelas intermedias que aún hoy en día están sin edificar y como en el caso de la foto, los accesos a lo ya construido, sin asfaltar.

 La disposición de la mayoría de bloques es perpendicular la calle, con una generosa separación ajardinada entre ellos y dejando un pasillo peatonal (a mi juicio demasiado estrecho y agobiante) para acceder a los portales. Los propietarios de las parcelas que disponían de terreno sobrante (algunas tienen mucho), lo han vallado para aparcamiento.

 Otra imagen del pasillo de acceso, con largos recorridos peatonales y (supongo) con alguna que otra dificultad para hacer mudanzas, entrar camillas u otros servicios.
Ahora todos los pasajes y calles tienen nombre, pero entonces no. Si te preguntaban donde vivías, decías por ejemplo: Juan XXIII Segundo Sector, parcela 45, bloque 7, portal 8, 3º B. Afortunadamente el Ayuntamiento tomó cartas en el asunto y nombró todo, mayormente con nombre de escritores y poblaciones de la provincia.

 Viviendas proyectadas por el arquitecto Juan Antonio García Solera, totalmente exteriores, con dos unidades por planta y de 3 o 4 dormitorios, 1 o 2 baños y unas generosas terrazas que les distinguen de los de las primeras fases que no las tenían.

Los precios fueron subiendo conforme iban levantándose bloques. Los últimos ya costaron sobre el millón de pesetas. El nombre también fue cambiando, se pasó de Segundo Sector a Lomas o Nuevas Lomas de Juan XXIII.

La mayoría de jardines, están muy bien cuidados y frondosos (supongo que debe de pagarse una comunidad bastante alta).
Y los edificios también, aunque hay excepciones, como en este caso, donde la imagen es un tanto deprimente.


La parte sur de los bloques de la Ronda de Melilla, acababa en una pendiente de tierra sin urbanizar y sin acceso hacia Virgen del Remedio con la que tiene una gran diferencia de cota. Con la compra a los Requena del monte (resto dificilmente edificable), la Generalitat Valenciana acometió una gran actuación, con el Parque Pedro Goitia y la dotación de accesos a las casi 800 viviendas que antes solo lo tenían por un extremo, creando una nueva calle que unía Alonso Cano con Bas Mingot y la bajada hacia Colonia Requena.
Vistas desde los Módulos Nuevos del resto de promociones de Calpisa (foto de facebook).
Los datos de las empresas, han sido extraídos del libro "Los barrios de viviendas en Alicante y provincia" de Santiago Varela.
La última foto es de facebook y desconozco su autor, por lo que en caso de leer ruego me lo diga para añadirlo.
Hay un primer artículo sobre el barrio. Si quieres verlo, pulsa aquí.
Y en 1974 cuando estaba en pleno auge la construcción del  barrio también fue el de la eclosión de ese fenómeno musical de masas que fue ABBA porque en ese año triunfó en Eurovisión su archifamosa Waterloo





10 comentarios:

  1. Excelente segunda parte, alacantí, estas viviendas parecen más "chic" con las terrazas. Si no me equivoco son las que están donde debió ir la piscina de la urbanización luego municipal, esa calle que parte de la famosa cuesta y sigue hasta bajar y dar al estadio del Alicante cf y que pasa por un colegio ya cerrado de cuyo nombre nunca me acuerdo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Pues sí, si que lo parecen aparte de las terrazas, sus propietarios se han preocupado por mantenerlas más o menos bien. Sí, los que nombras son de este grupo pero esos solo representan la sexta parte (más o menos) de toda la urba que va dando una vuelta completa alrededor de los de la primera parte, que son los de la cuesta y que aparecen solos en la cuarta foto. Otro saludo.

      Eliminar
  2. A alguien se le hubiese ocurrido hacer aquí viviendad subterráneas?...

    ResponderEliminar
  3. Una gran segunda parte, no sabía que se llamaron Ciudad Elegida como el primer sector de Juan XXIII, en la segunda foto parecen haber sido arregladas y si no es así un mérito enorme por parte de los vecinos. Por último ¿habrá una parte más de este paseo para completar una trilogía?. Como de costumbre un buen trabajo y gracias por compartirlo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues supongo que quisieron extender la buena imagen (piscinas, jardines exóticos) del Primer Sector a todo. Efectivamente, los de la 2ª foto están rehabilitados y además han cerrado las parcelas con unas vallas kilométricas , les debe haber costado una fortuna, al fin y al cabo no son tantos vecinos. Bueno, respecto al Segundo Sector creo que ya esta todo dicho, a ver si me pongo con el primero...Gracias a ti, otro saludo.

      Eliminar
  4. Hay que decir que edificar en esa parte elevada tuvo mérito, lo hicieron a lo largo que no a lo alto, me gusta esa manera de entender la convivencia vecinal, cuatro pisos y sobra con lo que no se masifica la zona que además es bastante grande. Espero que el paseo haya merecido la pena, a mí me ha encantado y espero el siguiente que anuncias para el primer sector ahora llamado ciudad elegida sin más. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo: me gusta mucho el tipo de edificios y la separación entre ellos. Otra cosa es la disposición general de todos ellos. A ver cuando me pongo y muchas gracias. Saludos.

      Eliminar
  5. Una vez más, enhorabuena. Excelente artículo, destacando lo bueno y lo malo. Resulta llamativo cómo puede haber un abismo entre dos zonas que están literalmente pegadas. La vivienda de mis padres está a unos pasos de Barítono Paco Latorre. Por supuesto, desde que el barrio empezó a degradarse, los jardines (antes llenos de flores, plantas, y bien cuidados por los vecinos) dan pena, ofrecen una imagen deprimente. Y las fachadas (al menos por la zona donde residen mis padres) no se tocaron. Por contar algo personal, mi abuela que en paz descanse, cuando venía a visitarnos le decía siempre a mi madre "Hija, al menos si el piso estuviera en Barítono Paco Latorre con su balconcito..." Y no pudo ser porque estoy de acuerdo con quien comenta que la convivencia con cuatro vecinos es lo ideal, y contar con jardines que alegran la vista. En fin... más no podemos pelear para que esto vuelva a ser lo que fue. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente el tener un pequeño balcón o terraza supone un desahogo para la casa, te puedes asomar, tener plantas, fumarte un cigarro, etc...lamentablemente acaban acristalándose casi todas, sean grandes o pequeñas o tenga utilidad incorporarlas a la casa o no y ya pierden su sentido y suelen afear la fachada. Respecto al barrio, la verdad es que es chocante la distinción entre unas zonas y otras. Y no paréis de luchar, porque ya sé que hasta una cosa tan insignificante económicamente como recuperar el recorrido del 06 tiene mucha importancia para los vecinos aislados. Muchas gracias por tus palabras.

      Eliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.