domingo, 8 de febrero de 2015

UN PASEO POR EL SEGUNDO SECTOR (de Juan XXIII) 1ª parte.

Un paseo para intentar explicar un poco como es el barrio y sus características físicas y geográficas aunque sin hacer un estudio sociológico ni histórico sobre la convivencia (tan importante, es verdad) en sus 44 años de existencia, porque no soy especialista en eso y además se necesitarían varios artículos.
El caso es que en 1970 Calpisa (Compañía ALicantina de Promociones Inmobiliarias S.A.), después del gran éxito obtenido con los edificios Módulos y Miradores-Cascadas en su Ciudad Elegida Juan XXIII, inició en otra de las Lomas del Garbinet la promoción de 1044 viviendas y 72 locales comerciales de protección oficial (no confundir con vivienda pública), articulados sobre la calle Francisco Bas Mingot (la famosa "cuesta") que subía hasta la cota más alta de vivienda colectiva de la ciudad. Perpendicular a dicha calle y siguiendo las curvas de nivel del terreno, serpenteando sobre el mismo, se distribuyen los bloques de 4 y 3 alturas a los que se accedía por senderos peatonales. Entre los edificios se distribuyen amplias zonas libres, ocupando una superficie de 12 Ha. La promoción se fue levantando paulatinamente y agregando nuevos grupos a construir conforme se vendían los  anteriores, todo ello con gran celeridad debido a las buenas condiciones de pago y a la abundante publicidad de la empresa y eso, a pesar de tener el Femer (vertedero de basura) junto a la urbanización, aunque 3 años más tarde se eliminó.
Justo donde acaba la fina línea negra que señala las "viviendas subvencionadas", estaba el vertedero de basuras. A la izquierda, las "casitas de papel" viviendas provisionales prefabricadas y el bloque de Cáritas hoy desaparecido. Foto gentileza de Luis Navarro.
Publicidad de venta de las primeras viviendas.  Gentileza de Pepe Aracil.
Al igual que en el 1er Sector, se proyectó una piscina gigante y un club social. Peroo... a pesar de lo idílico del proyecto, la realidad fue otra y debido a numerosos factores tales como el caro mantenimiento de los jardines, la falta de pago de las cuotas de comunidad, el incompleto y mal acabado de la urbanización, la falta de servicios públicos, el vandalismo, los pisos-patera, etc,etc...acabaron por arruinar lo que tendría que haber sido modélico. De las piscinas se hizo cargo el Ayuntamiento adosando un cuartel de la Policía Municipal y otras instalaciones.
La calle Periodista Francisco Bas Mingot, columna vertebral del barrio.
Para mejorar la situación del barrio, hace unos años y con fondos públicos, europeos, autonómicos y locales, se hizo una restauración de los pasajes con desigual resultado porque mientras los situados en la parte norte, están hechos con gusto, detalles e interés, con numerosos senderos, rampas, muretes de piedra, etc...y abundante arbolado, los de la parte sur son más áridos, con el hormigón dominando en todas las superficies, dando la impresión de que las obras se dejaron a medias, con muchos espacios vacíos y sin arbolado.



En estas cuatro imágenes vemos el estado de los pasajes de la parte norte, intentando hacer más accesibles las viviendas en una orografía bastante atormentada y que la promotora de las viviendas obvió en su totalidad, haciendo que fuera muy "entretenido" trotar por la colina para acceder a las casas.



Pasajes parte sur (entre Periodista Francisco Bas Mingot y la Ronda de Melilla). Mucho más vacíos de arbolado y desangelados, como hechos con menos minuciosidad o sin acabar.
Características de la rehabilitación de los pasajes de la parte sur.
Pero no solo fueron las calles. Las viviendas también recibieron atención de los Fondos Europeos y el Ayuntamiento anunció a bombo y platillo que iba a rehabilitar 10.000 viviendas en la zona, empezando por Juan XXIII, donde se iba a actuar sobre 324 viviendas, con un coste de 12.000 euros por vivienda, de las que el 80% era a cargo de fondos europeos y el 20% restante a cargo de los propietarios, aunque tendrían subvenciones.
Las obras consistieron en la reparación de grietas y fisuras en las fachadas, colocación de capas aislantes e impermeabilizantes para evitar humedades así como para regular la temperatura en el interior de las viviendas, la instalación de segundas cubiertas, la mejora de patios y zaguanes, nueva carpintería exterior y marquesinas de entradas, escaleras renovadas, nuevos cuadros eléctricos y de comunicaciones y aceras exteriores de encintado de efecto aislante. Documentación gentileza de José Daniel Navarro.

 Obras sobre las fachadas.


 Obras en los patios de luces y en las cubiertas. Fotografías gentileza de José Daniel Navarro.

Fachadas terminadas.

Gran desnivel entre los pasajes y la Ronda de Melilla.
C/Barítono Paco Latorre y plaza de Manuel Medina Garrido.
El icónico y original depósito de aguas. En la parte más alta del barrio (base a 110 m sobre el nivel del mar).
Y en 1970 como en el caso de nuestra urbanización, se editaba esta famosa canción "In the summertime" del grupo británico Mungo Jerry.



22 comentarios:

  1. Me crié en ese barrio durante dos años y vi cosas muy buenas y muy malas, sin termino medio, desde bodeguillas y bares al famoso Camacho de la ferretería, esa cuesta era y es un símbolo. Gracias por acordarte de un barrio abandonado e intentado de levantar por...¡¡sorpresa!! la sra Castedo, porque el sr Luna no hizo ni caso igual que Alperi, Lasaletta era de otra forma y siempre tuvo tiempo para el2º sector, incluso visitó el cole Benacantil para charlas con los alumnos, los mismos que veíamos al conserje, el dire y a un par de profes dar paseos los lunes por la mañana alrededor del colegio para recoger con mucho cuidado unas cuantas jeringuillas, las mismas que se llevarían más de uno-a compañeros de clase. Gracias por el artículo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Alperi todos sabemos que no hizo nada. Luna se enfrentó a los problemas de las Mil viviendas y a los del barrio La Paz (de la Obra Sindical del Hogar), al que reformó totalmente y según veo por aquí hizo una zona deportiva ahí en Juan XXIII (seguramente la de la piscina) y la de la Colonia Requena que es contigua, pero sí, el gran empujón vino de mano de Castedo.

      Eliminar
  2. Es una zona que también conozco , ando mucho , la veo bastante abandonada , y no es tan mala como la pinta , yo voy tanto de día como de noche , estaban los jardines cuidados cosa que ahora no , que quede claro que en otras zonas tampoco lo están , a Juan XXIII ya no recuerdo la calle llevaba a mi hijo al pediatra de Asisa , era el Dr Redondo un encanto de persona , mirar por donde me lo encuentro hace poco en la SS del Cabo Huertas .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que no es mala, hay alguna gente que no es buena, pero eso pasa en todos los sitios. Y según cuentan los propios habitantes, no es lo mismo el 1er sector que el 2º. Y hay zonas en el Segundo con jardines muy bonitos, pero ya lo veremos en el siguiente capítulo.

      Eliminar
  3. Hola, qué voy a decir yo. Me crié y sigo viviendo ahí. En cuanto a las cosas negativas, sólo las asocio a estos últimos años, unos diez. De niña jugaba con mis amigas en la calle, a la vuelta del colegio y tras hacer los deberes, jugábamos un rato en nuestra portería (a salvo de coches) y mis amigos ahora son profesores en la universidad, electricistas, funcionarios, ¡de todo! :) El barrio se ha quedado en un proyecto a medias. La rehabilitación de unas fachadas sí y otras no (en mi caso no tuve suerte) ofrece una imagen triste, casi roza lo depresivo, no exagero e invita a mucha gente a querer marcharse, yo la primera. No tenemos apenas comercio, nos han aislado al suprimir las paradas de la línea 6 y es un horror para poder llegar al centro. Con los años, lo veo más gris, más feo... He conocido a excelentes personas en Juan XXIII 2º sector al igual que en otras zonas de Alicante. La educación no la reparten por barrios. Me ha gustado mucho el artículo porque el contraste de las imágenes refleja claramente el aspecto actual. Lo cual demuestra que no todos los alicantinos somos iguales para el Ayuntamiento. Un abrazo y gracias por acordarte de mi barrio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco tu visita y tu comentario. Todos son bienvenidos e importantes, pero claro en este caso más aún por ser parte de la vida en el barrio y conocerlo como nadie. La maldita crisis hizo que se paralizara la rehabilitación del resto. Esperemos que pronto se reanude.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Primero; felicitaciones por él articulo como siempre magnifico, sobre todo por tu gran preocupación por Alicante en general, se necesitarían más personas honradas como tú y las preocupación por las cosas de esta ciudad. Una ciudad debe crecer y formarse con la unión de sus habitantes que son los que dan vida y fundamento al crecimiento de una buena convivencia con su crecimiento siempre positivo de igualdad. Todos los barrios son importantes cada uno con la diversidad de sus gentes sus características, distintos rasgos dan y colorean las ciudades que habitan.
    GRACIAS A ti, Alacantí de profit, por no desistir en el intento de una ciudad siempre mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me quedo anonadado y agradezco mucho tu comentario. No sé si mis intenciones de querer aún más a Alicante son útiles, pero bueno, por lo menos lo intento. Muchas gracias.

      Eliminar
    2. Suscribo tus palabras: una ciudad debe crecer y formarse con la unión de sus habitantes, y todos los barrios son importantes. Ojalá hubiera más personas como tú Alacantí, muchas veces lo comento en privado pero hoy también lo digo públicamente. Nos animas a los que de vez en cuando dejamos que la apatía nos venza, confiando en que alguien nos escuchará o bien, mostrándonos rincones de antaño y de ahora de una ciudad que se niega a desaparecer entre tanta mala decisión. Gracias.

      Eliminar
  5. Enorme artículo, alacantí, suscribo el comentario anterior. Si tú supieras lo que nos divertíamos los críos en esas cuestas y esos laberintos, yo subía desde la C.Requena paso a paso y bajaba esa cuesta hasta Camacho a comprar alguna bombilla o lo que fuera y subía la cuesta y nunca tuve ningún problema,recuerdos de niñez refrescados gracias a tí.
    Saludos y espero la 2ª parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me lo pasé muy bien esa cuesta. Simplemente bajando y subiendo mientras mantenía conversaciones de cría con mis amigas. O acompañaba a mi madre a hacer la compra los viernes. Fue una época hermosa y como bien dices, no tuve nunca ningún problema. Éramos gente normal viviendo en un barrio ídem. :)

      Eliminar
  6. Siempre que he pasado por allí me ha parecido interesante en cuanto a que las construcciones todas guardan un orden estricto a su colocación, simetría y aspecto. Por otro lado está muy animado y lleno de gente en frenética actividad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde el punto de vista espacial y de organización visual me gusta mucho, pero otra cosa es vivir allí, claro, sin que el coche pueda llegar a tu puerta (y hablo por si
      se plantean cuestiones de pura necesitad como ambulancias o algo parecido).

      Eliminar
  7. La 1ª foto es impresionante, no hay muchas en las que se vea el "antes de" con bancales y los módulos ya hechos,los miradores en marcha sin La Torre ni Agustinos; en las demás fotos veo similitud con las fachadas de la Colonia Requena y ese "laberinto" que nombran por aquí. Creo que uno de los "peros" de este barrio es estar situado al final de los límites de la ciudad con lo que supone en comunicaciones pero en su época casi no hacía falta salir ya que tenía sus comercios y servicios, colegios, médicos (el dr.Redondo también pasaba consulta en módulos del 1er sector) y demás.Y si alguna vez haces un artículo de la piscina gigantesca del 1er sector ya tienes la explicación de porqué lleva cerrada desde hace al menos 4 años, sólo tienes que copiar el 3er párrafo. Como siempre enhorabuena y gracias. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y otra curiosidad de la foto es que no estaba hecho el club social (donde hoy está la farmacia) y el piso piloto y caseta de ventas, esta un poco más arriba, justo donde luego se levantó al iglesia. Muchas gracias a ti.

      Eliminar
  8. Buenas, un artículo muy interesante. Los de Calpisa semerecen un 10 por organizar edificios en la ladera de una montaña y no poner bloques enormes que hubiera sido lo más fácil. Es curioso que en el que ahora es Ciudad Elegida hubo pisos para turistas veraniegos en este 2º sectr no lo sé, sería por las piscinas. Ambos barrios están a la baja, confío en que algún día se recuperen aunque no llegarán al nivel que tuvieron, dicho con todos mis respetos. Saludos y felicidades por todo el blog. Javier.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. El 1er sector eran viviendas libres y efectivamente muchos fueron para madrileños o alcoyanos , para segunda residencia, además de las piscinas es que para personas que viven a muchos kms (a veces cientos) del mar, el estar a 3 o 4 no supone nada, no tienen la mentalidad nuestra que siempre hemos vivido junto al mar. En el Segundo, eran VPO y por lo tanto el comprador tenia que tener su residencia permanente allí, pero...eso nunca se ha respetado en ningún sitio.

      Eliminar
  9. Evidentemente todas las historias y recuerdos ligados a la vida en estos “barrios” son absolutamente respetables, pero los sentimientos no pueden anular la objetividad: estos macroproyectos de finales de los sesenta y principios de los setenta son la primera piedra del urbanismo monstruoso, brutalista y de pegote que ha desfigurado esta ciudad. Como se puede contemplar en la extraordinaria primera imagen ahí está el primer acto del desastre que ha llevado a esta ciudad a ser lo que desgraciadamente es: centenares de viviendas y piscinas macrogigantes rodeadas de bancales y algarrobos ¿les suena a algo? La falta de respecto, cariño y cuidado que los alicantinos tenemos sobre nuestra ciudad ha posibilitado que desde los setenta muchos espabilados vieran en Alicante una pequeña Las Vegas (volvamos a la primera foto) con la que hacer caja. Cuarenta años después estos barrios desgraciadamente, y como era de prever, se han degradado: ¿hay algún joven alicantino cuyo sueño sea comprar una vivienda en la pomposa y soberbiosamente llamada “Ciudad Elegida”? Cínicamente retiramos la mirada a esta zona de la ciudad que solo aparece en la prensa cuando la línea 1 tiene que anular sus últimas paradas porque es apedreada. Alicante guapa, guapa, y guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes toda la razón, digamos que lo lógico es que esa urbanización se hubiera hecho (así o de otro tipo) pegada a Carolinas que es donde se acababa el casco edificado de la ciudad y todo hubiera sido más racional y más cómodo para sus habitantes. Pero no: todo se hacía bien lejos con la complicidad de los gobiernos (y a veces con sus mismas actuaciones, recordemos el caso de 1000 viviendas) donde el terreno era muy barato. Se hinchaban a ganar dinero y con pocas condiciones de urbanizar y menos aún de ceder suelo para dotaciones. De todo eso nos teníamos que encargar nosotros (el Ayto) .

      Eliminar
  10. Buen y nostálgico reportaje, Alacantí. En una de esas fotos se ve la obra que me trajo en el 78 a Alicante, las 344 viviendas que hay frente al Colegio Agustinos y que tiene la barandilla de cubierta blanca. Al margen del deterioro que con el tiempo el barrio, en la parte más alta, haya soportado a mi me parece que fue, en conjunto, un buen proyecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que por cierto le acaban de cambiar el forjado de la calle trasera, la que está sobre el garaje. Yo pensaba que eso era una calle sobre terreno firme.

      Eliminar
    2. Me acercaré a verlo, Alacantí, ya sabes que las obras son como los hijos, siempre lo son.

      Eliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.