viernes, 8 de agosto de 2014

LAS CABEZAS SOBRE NUESTRAS CABEZAS...

Porque en el 99% de los casos están arriba, en los tejados, los aleros, los dinteles de los balcones, sobre las puertas, siempre a  mayor altura que nuestra propia cabeza como presumiendo de hegemonía y superioridad, me estoy refiriendo a todas esas cabecitas (o cabezotas) esculpìdas en arenisca, mármol, yeso, cemento, piedra artificial, madera o hierro fundido que adornan principalmente muchos edificios del siglo XIX donde se emplearon muchos recursos decorativos que provienen de la antigüedad que se recuperan en el renacimiento y luego con el estilo neoclásico. Al parecer además de adornar, en cada caso tienen un significado que el propietario quiso dejar patente en la fachada, en otras ocasiones se ponían para defender la casa. 
Y aquí tenemos una pequeña selección alicantina de estos motivos decorativos, captadas por Luque (excepto las que llevan sobreimpreso el nombre del blog que las he hecho yo) a quien agradezco su gentileza al cederlas para su publicación.
También agradezco a Luisa Biosca su amabilidad al orientarme.



















Os confesaré que dudaba sobre si poner esta "composición" o no, pero bueno, ahí va y no quiero saber nada si luego necesitáis aspirina o algo, pero es que realmente a todas estas cabecitas que están representadas solo les puede doler eso...


6 comentarios:

  1. Otra de tus joyas, Alacantí. Gracias. La verdad es que pasamos por delante de ellas y ... solo pasamos. Solo el día que nos las quitan sabemos que existen y entonces ... En fin, que no pase nunca, por favor.
    Con la música ... como siempre, muy acertado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aemás es eligroso mirarlas mucho tiempo: nos podemos estampar contra una farola o algo :)

      Eliminar
  2. Detalles "chapados a la antígua", se agradece que pongan la fecha en algunos, y por desgracia el viento y el agua los van haciendo irreconocibles, creo haber visto que se venden en algunos almacenes de material de construcción por L'Alfàs del Pi y Callosa, será porque a los extranjeros les gusta para decorar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es inevitable que lo que está en el exterior se estropee, pero bueno, para eso están las labores de mantenimiento. Muchas de las caras han sido reconstruidas en un momento u otro.

      Eliminar
  3. Me parecen preciosas. Te agradezco el que las hayas puesto aquí. Unánimemente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo te agradezco tu visita y tu comentario. Saludos.

      Eliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.