lunes, 4 de agosto de 2014

COMO NUEVAS 44: CÉNTRICAS Y ARREGLADAS

Excepto un par de estos edificios que son anteriores a la Guerra Civil, los demás son bastante recientes. Pero tanto unos como otros, necesitan retoques de vez en cuando (aunque en algún caso ha sido un poco más que retoques) y aquí os los traigo, para celebrar la rehabilitación de su fachada, cosa que siempre hay que festejar ya que es una parte importantísima del confort de sus propietarios y también de lo que nos concierne al resto: la estética de la ciudad.


Situado en la C/César Elguezábal 39 y Pascual Pérez 16. Emilio Herrero, 1934. Aunque se le hicieron algunos añadidos en los años 60, conserva casi intacta su fachada y la puerta de acceso original.

C/San Vicente 37 de 1967. Desde luego tiene un mérito añadido: no hay cerramientos incontrolados, excepto un curioso mirador en la 7ª planta, que trata de emular al que hay al otro lado.



Este elegante edificio, de 1978, ocupa un emplazamiento privilegiado y destacado en la unión de las plazas de la Muntanyeta y Calvo Sotelo (también tiene fachada a la C/Pintor Agrasot). Enteramente recubierto de placas pétreas que han sido sometidas a su afianzamiento y limpieza.


Rambla de Mendez Núñez 38/Santo Tomás 1. Edificado en 1978 sobre el solar donde estaba ubicada la famosa pastelería La Parisién (que continuó en el nuevo edificio unos años) y donde ha estado muchos años el Banco Urquijo, no es la primera reforma de fachada que tiene. En la anterior le fueron retiradas las placas de mármol rosáceo que cubrían los antepechos de los balcones. En esta ocasión, solo se ha reformado la fachada de la Rambla, haciendo especial hincapié en el trasdós de los voladizos que están compuestos de perfiles metálicos y ladrillo conformando unos planos en volumen distintos sobre el forjado de hormigón.

Edificio del Paseo de Soto 18, promovido por Francisco Martínez y proyectado por Juan Vidal Ramos en 1935, así de bien lo han dejado cuando se rehabilitó hace algún tiempo.
Para amenizar esta entrada sobre casas, pues recurro a "Una casita en Canada" éxito de finales de los años 50 y que tan mal ha soportado el paso del tiempo. Y es que entre la propia canción y la vocecilla de la cantante argentina Elder Barber, queda de lo más cursi. Un apunte: Elder Barber fue la estrella que inauguró la mítica sala de fiestas Albany situada en los bajos del Casino, en la Explanada y la C/San Fernando.


6 comentarios:

  1. Siempre atento, las viviendas años 30 más pequeñas en altura, las de los 70 más altas, eso sin entrar en detalles de interiores.
    Y por supuesto muy buenas las dos últimas fotos con el Castillo que parece pintado en la fachada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, pues es verdad: no me había dado cuenta de lo del Castillo. Bueno, me había dado cuenta que estaba, pero sí se podría uno imaginar que estaba puesto sobre un vinilo...

      Eliminar
  2. El edificio de ése elegante porte, de 1978, es uno de mis favoritos de todo Alicante, Alacantí.
    Me encantan estos reportajes, Alacantí, bueno, éste y todos, claro, pero estos me gustan especialmente. No sé, será un sexto sentido que me hace agradecer el gesto, es como si le lavaran la cara a un amigo, lo peinaran "a navaja" y le pusieran su mejor traje.
    Lo del Canadá ha estado ... genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues qué decir de que el tema me apasiona? yo creo que eso se nota y si encima tengo a lectores a quien también le gusta el tema, pues mejor aún. Muchas gracias.

      Eliminar
  3. A grandes males grandes remedios(soluciones). Y sí tengo un amiguete viviendo en Toronto. Como la canción jeje!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen sitio (un poco fresquito, pero bonito).

      Eliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.