martes, 1 de julio de 2014

COMO NUEVAS 43: CERCA DEL MAR

Pues sí, es el único nexo de unión de estos 6 edificios y es que están entre la calle Altamira y la línea de costa, en la parte mas baja de la ciudad, porque por lo demás son muy diferentes unos de otros, en cuanto a tipología, distribución, parcela, alturas, etc...De hecho los hay hasta con ficha de Catálogo.
Pero creo que lo mejor es ir uno por uno viendo lo bonitos que han quedado...


La verdad es que es el que mas me gusta, aunque el que está al final de todo también es precioso. Sito en Bailén 2/Portal de Elche 5 y fechado en 1887, alberga en sus bajos una conocida discoteca (y antes la relojería de Miguel Llopis) y hasta hace muy pocos meses una barbería de esas de toda la vida, en la fachada de la C/Bailén.
Ficha del Catálogo del PGOU (2010 y aún sin aprobar)


San Fernando 10. En este edificio hay que distinguir dos partes: la de bajo que data de finales del siglo XIX (concretamente de 1880) y las plantas superiores que fueron añadidas en los  años 60  a la vez que se le dotaba de ascensor. La escala resulta excesiva para la anchura de la calle. En esta rehabilitación del edificio, también han dejado al descubierto las molduras originales del zaguán de 
entrada.

Juan Bautista Lafora 5 y Gravina 10, 1963. Una profunda rehabilitación de la fachada delantera en la que se han revestido los cantos de los forjados, cambiado la barandilla de las terrazas, eliminado los perfiles verticales que recorrían los laterales y tan de moda entonces  y pintado el resto. También se ha propuesto un modelo de toldo (negroo) para tratar de paliar el efecto negativo que los cerramientos diversos y caóticos le dan al edificio.

Elegante construcción de Miguel López en la C/Manero Mollá 7 (el edificio de la Ortopedia Moderna) de 1945 muy bien conservada y armónica.


C/Gravina 4 de Fernando Andrés Silvestre de 1981. Edificado sobre los terrenos de la Congregación Mariana y el cine de verano Rex que tenian fachada a línea del vecino Hotel Palas y que tuvo que retranquearse para la nueva edificación. Ambos eran propiedad de la orden religiosa que luego se reservó el uso de las dos primeras plantas de oficinas.



Alberola Romero 2 y Altamira 8, 1890 aprox. En una época en sus bajos estuvo la Mantequería Rato, donde se vendía toda clase de delicatessen y comestibles de calidad. Ahora es sede de 3 famosas cervecerías-restaurantes.

Y aquí os dejos estos dos preciosos balcones de dos de los edificios emblemáticos que se han restaurado.
Y para musicar el asunto, traigo las títulos de crédito de la película Charada, de 1963 con Audrey Hepburn, y Cary Grant en los papeles estelares y dirigida por Stanley Donen. Según algunos críticos es la mejor peliícula que no ha hecho Alfred Hitchcock. La música del genio Henry Mancini y a destacar los nombres de Givenchy que diseñó el vestuario de miss Hepburn y Michael Binder que ideó los títulos de crédito (hizo lo propio con las pelis de james Bond)


7 comentarios:

  1. Entrada muy buena, gran información, te felicito por el trabajo. Dos breves comentarios.
    El edificio de Juan Bautista Lafora con los cerramientos da miedo, más que miedo terror, en la última foto ha desaparecido la antena de telefonía.
    El edificio de Gravina es feo de narices, feo hasta decir basta, cuando entras desde el puerto o la playa y te encuentras con esa fachada yo acelero el paso, me entra hasta un ligero dolor de muelas. Lo tiene todo: desproporcionado, con ese color vainilla, Dios mío, ayúdanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que se podrian haber esmerado un poco, pero tan, tan feo no es, no?

      Eliminar
    2. No me extraña nada a saber en este país para que te tomen en serio hay que ser por lo menos torero jajajaja!!!!!

      Eliminar
  2. Eres un articulista de lo nuestro extraordinario, Alacantí. Gracias.
    Ah, la música, como siempre, para robarla, como debe ser.

    ResponderEliminar
  3. Sí que es feo de narices...a mí nunca me ha gustado..

    ResponderEliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.