miércoles, 5 de marzo de 2014

EL BRILLO DE LUCEROS 12

Al poco tiempo de acabarse la obra de este edificio, pude visitar el sótano acompañando al Sr Beviá, que era mi profesor (la verdad es que no sé porqué, algo le diría de mi admiración por D. Juan  Guardiola Gaya, su autor y de paso que tenía que ir a nosequé, le acompañé) y promotor de la obra. La pena es que las viviendas ya estaban entregadas y me quedé sin ver el "carísimo" pavimento radial de las terrazas ni el alicatado del patio central. Pero da igual, siempre me ha gustado y los pisos deben ser excepcionales, aunque solo tengan el salón a la plaza, pero como siempre digo en estos artículos, los años pasan para todos y las casas hay que cuidarlas. Y en este caso había habido algún desprendimiento de los azulejos vidriados en cobre que cubren la totalidad de la fachada, así que la Concejalía de Conservación de Inmuebles, dictó el 3 de abril de 2012 la orden para su reparación. Y así se hizo, obteniendo permiso para instalar el andamio en junio del siguiente año y ejecutar la obra que finalizó en unos meses. Se han sustituido muchos de los azulejos de color cobre  (con un resultado cromático algo particular) y las cenefas de azulejo sevillano de las terrazas, así como repasado las partes metálicas de sujección y las propias barandillas y mamparas y pintado las partes enlucidas y las cúpulas con un color algo más anaranjado del que tenían. Así luce ahora de bonita, igual que en 1977, pero 37 años más tarde...
Estado final del edificio.

Antes de la actuación.


Durante los trabajos.






Estado final de la rehabilitación. Las fotos firmadas, son gentileza de Diego Escolano.
Y en 1977 la sin par Rafaella Carrá, triunfaba en Italia, España y parte del universo, con la canción Fiesta de la cual pongo la versión en italiano ¡gracias J.D.!.
Este artículo es el nº 40 de la serie "COMO NUEVAS..."

12 comentarios:

  1. Estuve en el edificio la semana pasada y me siguió sorprendiendo, Alacantí. Una maravilla.
    la canción de hoy ideal para mi fisioterapia. Genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si sigues en la fisioterapia el ritmo de la canción, es que estás hecho un chava!

      Eliminar
  2. Si los azulejos aguantan 37 años no me parece una solución óptima para una fachada, una parte del edificio que debe tener unas garantías súper extremas. Al final tendremos que ir por las aceras con el casco de la moto puesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desgraciadamente las fachadas están expuestas a toda clase de agresiones y por lo tanto hay que vigilarlas constantemente. Ni siquiera el caravista que se vendió en su día como "eterno" está libre de pegas, todo depende de lo bien puesto o no. Los aplacados son aún más delicados...

      Eliminar
  3. Recuerdo esa casa de mi amigo javier jugando en la rampa del sotano o volviendo en busca de una cartera en el hueco de la columna se nota que iba para arquitecto!gracias por las instantaneas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu visita y tu comentario.

      Eliminar
  4. Por cierto los accesos de vehículos a día de hoy a estos edificios hay que decir se realizan desde una única plataforma en cada cuadrante de la gran rotonda con lo cual su reparto se hace desde la zona peatonal respectiva aledaña y a veces sorteando toda clase de elementos de mobiliario urbano: papeleras, árboles; pudiendo llegar a producirse potencialmente altercado con los viandantes..., pero bueno, era cuestión de haber pensado un poquito más caso a caso y no con esa visión global de la plaza y la fuente modernista en su entorno particular, con mayor detalle al respecto. Gracias de nuevo por el artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tiene dificil solución, el conjugar la entrada de vehiculos con la amplia zona peatonal. Afortunadamente no es un tráfico intenso.

      Eliminar
  5. Cuando empezó la restauración pensé que lo iban a condenar por "redondicto" y a cambiarlo estéticamente, me alegro de seguir disfrutando de esos colores y de que en ese ángulo de la plaza sean todos los edificios de la misma altura aunque cada uno en su estilo; y el deterioro es general, ruidos, humos, mascletás, más humos, y la difícil solución de los accesos como bien dicen aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el gran miedo que dan ciertas rehabilitaciones. Yo también pensé que iban a quitar los azulejos y a poner cemento monocapa, como han hecho en tantos y tantos sitios con lo cual el edificio hubiera perdido toda la gracia.

      Eliminar
  6. A mi me parece mas propio de una pelicula de george lucas se ve que era el momento adecuado para empezar a pensar en sostenibilidad y bioclimatismo en plan a largo plazo que la cosa estaba empezando a bullir.

    ResponderEliminar
  7. En mi opinión, inadecuado y con un diseño más que discutible. Visité Alicante este fin de semana y lo coloqué en el TOP1 de los sinsentidos urbanos de la ciudad. Un saludo

    ResponderEliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.