lunes, 21 de octubre de 2013

LA PAUSA DEL "TARDEO".

Y quien dice del tardeo, dice del nocheo, madrugoneo e incluso mañaneo. Las cosas han tomado ese camino que no se sabe muy bien cómo ha empezado si con la ley anti-tabaco que impide fumar dentro de los locales cerrados y por lo tanto hay que hacerlo al aire libre o si por otra causa. Terrazas siempre ha habido en nuestra ciudad y muchas, pero tenemos una nueva hornada que empezó cubriendo varias calles del Casco Antiguo y ha saltado sobre la Rambla y actualmente ocupa varias calles del centro tradicional, donde contínuamente a la hora que sea, siempre hay gente que habla por los codos como si estuvieran en una coral. La situación se agrava los sábados por la tarde con lo que se ha dado en llamar "tardeo" iniciativa apoyada por nuestro Ayuntamiento con la que las grandes aglomeraciones de gente deseosa de diversión parlotea sin cesar elevando la voz más que el vecino (es que sino, no se les oye) y éste a su vez más que su otro vecino, incidiendo en una espiral ensordecedora y molesta para los que viven en la zona y para los comercios distintos a la hostelería que ven como sus entradas son taponadas por la muchedumbre desde las 12 de mediodía en adelante.
Pero no, no os traigo fotos de la aglomeración, sino de todo lo contrario: el descanso del domingo por la mañana, cuando después de un largo y fructífero sábado, los bares están aún cerrados, con las mesas a buen recaudo y los servicios de limpieza, acaban de pasar con la manga despejando toda clase de malos olores. Y os puedo asegurar que es un espectáculo que poca gente conoce, de hecho se pueden descubrir nuevas perspectivas, nuevas formas de ver unas calles que sin tanto barullo son casi, casi, irreconocibles.

La plaza de la Santísima Faz, ampliada en los años 60  al derribar la pequeña manzana que había entre la C/San Agustín y la calle en "L" Guzmán o Correo Viejo (gracias Alfredo C. Quereda). Yo hacía mucho, mucho tiempo que no la veía tan despejada. De hecho ni recordaba los focos luminosos empotrados en el pavimento.
Guirigay de señales que definen los espacios de las terrazas para cada local. Oro puro: el valor del local es el propio más los m2 de terraza que pueda poner.


Desde las "Cuatro Esquinas" éste es el panorama de las calles Labradores, San Pascual y San Isidro.
Los dos primeros tramos de la C/San Francisco, son los veteranos en la gran concentración de mesas (Explanada aparte).

Castaños/San Ildefonso/Teniente Álvarez Soto: los últimos en incorporarse.
Ya sabemos que nunca lleve a gusto de todos y entre la diversión voluntaria del que acude a beber y estar con los amigos (cuando quieren y donde quieren porque si no les apetece, se quedan en su casa donde nadie les molesta) y la obligación de los que viven allí que no tienen más remedio que aguantarse y encerrarse a cal y canto, hay un camino que se llama educación y que también pasa por cumplir las leyes, por supuesto (y hacerlas cumplir).
Y nos acompaña el grupo italiano Matia Bazar con su "Solo tú".






10 comentarios:

  1. Como bien dices, gente en la calle siempre ha habido, desde mucho antes de la sabia aunque tardía prohibición de fumar en locales cerrados, y además nunca fueron muditos... Es más, una ed las lagunas de la ley es esa concepción del espacio semi-cubierto o no estrictamente cerrado, que ha provocado una moda de retranqueos en muchos locales, inventándose un supuesto espacio bajo techo "pero al abierto" donde permiten fumar, espacio que tienes que atravesar hasta el interior.
    Esta permisividad fundamentada en una supuesta crisis derivada de caída de consumidores "porque si no se fuma, no se puede beber" (??!!), se complica más aún en los locales que optan por dejar la puerta abierta entre sala interior (NO fumadores) y semi-cubierto "exterior", ahorrándose la conexión de cualquier mecanismo de circualación de aire (vamos, la ventilación, que no el aire acondicionado). El resultado: que adentro nadie fuma pero te mueres de calor y además no puedes evitar los efluvios del "semi-cubierto" que lanzan los fumadores.
    Las fotos de los espacios libres de mesas las disfruto casi todos los findes que me levanto temprano y salgo a pasear, viendo casi siempre algún nochero extraviado ante tanto local cerrado. Pero lo del tabaco y la ridícula resistencia de tantos restauradores clama al cielo. Una nota sobre los retranqueos y pseudo-terrazas pido, porque hay soluciones muy pintorescas.
    En Maestro Marqués entre Gral Marvá y Josep María Py. la acera es tan angosta que no hay posibilidades de terraza pero tampoco de usar la acera. Los parroquianos se apoyan en la pared o incluso sacan las sillas y nos les alcanzan las manos para sostener cigarro y botellín. SI no es terraza designada, ¿no está prohibido beber en la calle? (En Pintor Gisbert, tb con aceras angostas, hay varios de esos bares con "terraza virtual".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, tiene s razón. Ahora los nuevos bares o los que hacen reformas habilitan en la entrada un espacio abierto que supongo que será similar a los retranqueos de que hablas, pero yo he llamado así a las terrazas que por ley deberían de estar descubiertas totalmente y que son habituales en las zonas de bloques exentos y que obligan a la edificación a estar a una cierta distancia de la linea de fachada.

      Eliminar
    2. Me he perdido con algunos términos. ¿En qué se diferencian "edificación" y "línea de fachada"? Entiendo que se diferencian sólo cuando el frente de un edificio está "más atrás· de los otros (edificios), mediando un patio o jardín... Pero lo de "zona de bloques exentos" ya escapa a mi intuición. Mientras me lo explicas, hazlo en voz baja porque si Montoro se entera que queda algo exento, no tardará nada en tasarlo...

      Eliminar
    3. Jejej. Edificios exentos son aquellos que están dentro de una parcela y no la ocupan totalmente, dejando espacio libre para jardín, piscina, aparcamientos, etc...como en la Playa de San Juan o en Babel. La línea de fachada sería el frente de la parcela a la vía pública, pero a veces la edificación tiene que retranquearse unos metros que pueden ser aprovechados para terrazas de los locales comerciales.

      Eliminar
  2. Curioso que, igual que sucede con la belleza femenina, por ejemplo, cuanto más desnuda más bella se ve cuando lo es, claro. Es cierto que pasear a esas horas es una delicia, curioso, pero no te vi, seguramente éramos dos y, fíjate, no coincidimos. Que maravilla y que pena.
    El Solo tú ... ++++++++++++++++++

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, las fotos están sacadas el domingo a las 9 más o menos...

      Eliminar
  3. Vaya ganas de madrugar, pero gracias a eso disfrutamos de estas fotos, en cuanto al nombre e sí, "tardeo", no se de donde ha salido, algo he oído de Murcia, pero nada más, desde luego si hemos de buscar nombre para algo que ya lo tiene, digamos vermú, pintxo-pote, tapas, etc... es que o somos poco originales en esta ciudad o tenemos ganas de armar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes lo que dice el refrán: "al que madruga..."

      Eliminar
  4. Pues hemos pasado del tardeo al petardeo, ¿alguien ha visto como han dejado la calle San Francisco?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, he puesto una foto muy comentada en facebook y además hoy ha salido en todos los periódicos las quejas de la oposición.

      Eliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.