sábado, 23 de febrero de 2013

EL INCONFUNDIBLE Jean Jacques SEMPÉ

Durante mi infancia había un momento semanal que esperaba con gran ilusión: era el día en que mi hermana compraba la revista Triunfo, porque además de leer muchos de sus artículos (a otros igual no les daba la importancia que tenían, la verdad sea dicha, pero es que un niño tiene sus filtros) había una sección (a veces era sencilla, otra doble página) donde un dibujante plasmaba su genio: Sempé. No tenía ni idea de quién era, si era español o no, solo sé que normalmente hacía una historieta llena, muy llena, de dibujo sencillo pero abigarrado de detalles, donde el chiste, lo gracioso, estaba en un rinconcito que era el que daba sentido a todo y la mayoría de las veces ni tenía texto de apoyo o muy poco. Otras veces eran varias viñetas consecutivas, en fin: que variaba según el día. Todo muy diferente al resto de mis ídolos de la Editorial Bruguera que era los que yo me compraba en el kiosco de la calle Argensola (Ibáñez, Escobar, Vázquez, Segura, etc...) o de Tin Tin que sacaba de la Biblioteca Infantil de la entonces Caja de Ahorros del Sureste de la Rambla.
No hace muchos años y buscando otra cosa, encontré con gran alegría, un libro suyo en Ateneo de la C/Portugal. Hoy ya hay de todo tanto de forma física como en internet. Y bueno, buscando, buscando, en Wikipedia cuentan algo de él y también he encontrado estos dibujos en varias páginas y que tan buenos recuerdos me traen...






Aunque hay dos viñetas con texto en francés e inglés, yo creo que se entiende todo, ¿no? Y lo habitual aquí es poner música y puesto que la última viñeta va de baile, lo hago con un gran éxito de los años 60 que permanece como prototipo de la canción romántica y que hasta no hace mucho ponían en todas las bodas y saraos afines: El último Vals (The Last Waltz) cantada por el británico de nombre "sencillo" Engelbert Humperdinck.





6 comentarios:

  1. Ay, Alacantí, qué recuerdos nos traes aquí. Un abrazo amigo y, ah, el vals, ya lo he bailado, es +++++++

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El vals hacía muucho tiempo que no lo oia... Gracias Enrique.

      Eliminar
  2. Uno de los libros que recuerdo con más cariño de mi infancia es "El pequeño Nicolás" ilustrado por Sempé y escrito por el gran Goscinny!
    Geniales viñetas! Me quedo con la del enorme palacio ruinoso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la segunda quizás sea la más dura de todas, aunque la del palacio ruinoso es bastante amarga...

      Eliminar
  3. Todas son geniales, pero yo me quedo con la del juicio :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo una historieta de un rico industrial con muy mala cara, enfermo de tanto estrés y el médico le recomienda que se vaya a vivir al campo, cosa que hace. Las siguientes viñetas muestran como el hombre est muy feliz ý relajado cultivando su pequeño terreno, lejos de los negocios. tanto le gusta que después compra una finquita anexa, luego otra y emplea a un par de hombres para que lo ayuden y otra, y más personal y una envasadora y, y...total que al final acaba con un emporio industrial agrícola y él tanto o más agobiado y estresado que al principio...

      Eliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.