jueves, 8 de noviembre de 2012

MI CAMINO POR LA PLAZA DE SAN CRISTÓBAL

Cuando yo era pequeño, en casa no teníamos coche y realmente no hacía falta, vivíamos en lo que hoy se llama "El Barrio" puro centro y al abasto de todo lo importante de nuestra vida y aunque los caminos los marcaban las costumbres, el itinerario más corto y hasta las cuestas de las calles (a veces había rutas más directas, pero no era cuestión de subir y luego bajar). Uno de ellos era el que unía mi casa con el Instituto y el Mercado Central y que pasaba por la plaza del Carmen-C/Argensola-Pza del Camarada Maciá (entonces y siempre San Cristóbal)-C/del Mestre Martínez-General Primo de Rivera...aunque como yo era mucho de callejear, tenía alguna variación y también iba por la C/Álvarez y la bajadita de General Rovira (para gran escándalo de mi madre que no entendía como quería ir por esas calles tan ruinosas, porque eran eso: pura ruina, infraviviendas en mal estado y cascotes, quizás fruto de la Guerra, no lo sé).

La plaza de San Cristóbal en todo su esplendor, aunque como se ve al fondo, comienzan los derribos.
La plaza en proceso de derribo. Durante algún tiempo, se llamó Almirante  Carrero Blanco. Al fondo se ven las calles Argensola, Santos Médicos y Labradores y la fachada de la calle Santísimo Cristo que también fue derribada.

Otras veces recuerdo que incluso por la plaza, bajaba por alguna de las calles hacia la Rambla, y en las que no había tanto cascote y derribo, pero sí mucha oscuridad y abandono, aunque luego te encontrabas de bruces con la modernidad y la "nuevayorkez" de la Torre Provincial, el Hotel Bernia y todos los demás lujos inimaginables...Atrás quedaban el kiosko de la C/Argensola, los establecimientos de la plaza de San Cristóbal: la tienda de Perpetua, la farmacia de Soler, la carnicería, la papelería Mata, la mercería de Sarita, la tienda de somieres ¿Sama?, el carrito del sr Jesús, la tienda de El Andaluz y una serie de tiendecitas de toda clase que tenían escalones para subir (habían bajado el nivel de la calle) entre ellas Flores Galindo que tenía unos misteriosos rollos de paja de todos los tamaños en la puerta (luego ya supe que eran coronas de flores) y al final un triángulo de césped decorado "a la mode" con grandes tinajas de las que salían unas yucas, que era entonces lo más moderno y que era fruto del derribo de La Esmeralda .

 El comienzo de Mestre Martínez y la C/Zaragoza (gracias Alfredo).

 Los toldos de El Andaluz.

La calle Zaragoza. La acera de la izquierda también desapareció.

En los años 70, todo eso se eliminó fruto de una operación urbanística, casi toda la plaza, las calles Santísimo Cristo (una de las pocas empedradas con cantos de playa), Aliaga y León, desaparecieron y en su lugar surgió un aparcamiento subterráneo de 5 sótanos que se extiende bajo dos edificaciones en altura y una plaza pública, todo diseñado por el arquitecto Alfonso Navarro Guzmán que quiso dar un tono rojizo al conjunto. Un edificio se hizo de caravista rojo y de aluminio rosáceo el otro. La propia plaza era de mármol rojo Alicante, pero con un grosor tan inadecuado para el tránsito público que se destrozó al poco tiempo de existencia, pero eso ya es otra historia.
El caso es que nunca pensé que iba a ver fotos de aquél camino tantas veces recorrido por mí. Hasta que Francisco Rodríguez Valderrama las ubicó en su página "El Alicante que nos quitaron" de facebook y cuyo autor es Pepín García Sellés. Le agradezco su gentileza al permitirme ponerlas junto a este texto.
Como añadido a esta entrada, pues pondremos una música del genial Stevie Wonder que fue número uno en 1973 (año en que el entorno a que nos referimos, estaba en plena transformación) con su magnífica You are the sunshine of my life .

6 comentarios:

  1. Amigo EKK, es hasta emocionante leer artículos como el tuyo de hoy. Gracias.
    PD: El Wonder ... de 10, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, desde luego los recuerdos siempre emocionan. Hombreee el Wonder es un valor seeguro!!

      Eliminar
  2. Mi infancia, también estuvo ligada a esa plaza. Algo que recuerdo ahora, es el puesto de melones y sandias que ponian en verano, en el centro de la plaza. Te acuerdas ???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, claro que sí, siempre puntuales en julio y agosto.

      Eliminar
  3. TODA MI FAMILIA PATERA ESTA LIGADA A ESTA PLAZA, YA QUE MI BISABUELO ERA QUIEN TENIA LA PLATERIA(JOYERIA), RAFAEL MATAS GUERI Y SU MUJER CONCHA ALEMAÑ PLANELLES, VINIERON DE MALLORCA. MI ABUELO RAFAEL MATAS ALEMAÑ, CUANDO ME CASÉ ME REGALÓ UNA LITOGRAFÍA DE LA PLAZA DE ANTAÑO. LOS CONOCIAS TE SUENAN???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, la verdad es que al único Matas ¿o era Mata? tenía una imprenta-papelería, a pocos metros de la farmacia y además me acuerdo perfectamente de él, tantas veces que entre ahí para comprar y al fondo las máquinas de la imprenta.

      Eliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.