jueves, 19 de enero de 2012

ENTREGA DE LLAVES EN VIRGEN DEL REMEDIO-PLAZA DE ORÁN

Y llegó el día que todos esperaban: las mil y pico familias que habían comprado una casa por poco más de 62.000 pts a Cobensa (Construcciones Benacantil S.A.), en la nueva y reluciente barriada de Virgen del Remedio, fueron visitadas en 1963 por los poderes locales de la época, para inaugurarla y hacer entrega simbólica de las llaves de las viviendas. Poderes políticos, económicos y religiosos, claro. En un concurrido acto en el que no faltó el pertinente discurso, la bendición de las viviendas de la barriada dedicada a la patrona de nuestra ciudad y hasta los cohetes que se dispararon desde un solar de la C/Santa Cruz de Tenerife, justo donde un par de años más tarde, fueron levantadas las viviendas correspondientes a la Obra Sindical del Hogar (Grupo La Paz). Todo el mundo se acicaló para la ocasión, las señoras habían ido a la peluquería para lucir sus mejores peinados (unos pomposos cardados "a la mode"), los niños lucían sus mejores galas de domingo y agitaban banderitas de España y los hombres sus mejores camisas planchadas primorosamente por sus madres o esposas. Todos escucharon (sin duda) los discursos emitidos por la megafonía oportunamente colocada, ensalzando la obra en sí y la labor del gobierno al respecto. Después, desde la tarima adornada con girnaldas de laurel y con el hisopo correspondiente, se derramó el agua bendita sobre el barrio.








Han pasado casi 50 años desde aquel día y posiblemente de aquellas personas que estaban tan alegres y contentas, ya no estén con nosotros unas cuantas, otras habrán cambiado de barrio y quizás algunas sigan allí al pie del cañón, viviendo en unos pisos que seguramente estrenaron con toda la ilusión del mundo, ajenos a los futuros cambios y a las críticas que años después, sesudos arquitectos y sociólogos, hicieron de una barriada, cuya primera fase se inauguraba ese día y que fue la primera piedra de una de las mayores operaciones inmobiliarias y especulativas del país.
Y tratándose de 1963, lo lógico es poner una música de aquel año y traigo a la famosísima "It's my party" en la versión más famosa que tuvo, la de Leslie Gore, aunque la primera interpretación la hizo la británica Helen Saphiro. Luego ha habido infinidad de versiones de esta alegre canción (que sin embargo tiene un trasfondo amargo, porque cuenta la humillación de una adolescente en una fiesta, cuando le dan calabazas, etc,etc...). Entre las múltiples estrellas que la han cantado, cabe destacar a Brian Ferry, Brenda Lee, Richard Anthony y hasta Amy Winehouse la cantó. Para oirlas, basta con pinchar en las frases con negrita.
Otros artículos en los que se habla de Virgen del Remedio:



9 comentarios:

  1. Mare meua! quines camises negres!

    ResponderEliminar
  2. Creo que en la versión de Amy hay una amenaza de virus

    ResponderEliminar
  3. ¿Rayos y truenos!. Pues yo la escuché anoche y no me ha pasado nada...es de goear como siempre. Pero si lo confirmas lo quito, claro.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo: negras y bien negras. Y hasta una bandera y todo. Es lo que había.

    ResponderEliminar
  5. IMPAGABLE, EKK. IMPECABLE Y FIEL REFLEJO DE UN TIEMPO PASADO.

    ResponderEliminar
  6. Amigos, esas camisas y esas banderas con esos aguiluchos no se han ido del todo, como no se va la maestría de EKK en sus entradas

    ResponderEliminar
  7. Gracias Enrique y Diego (y sus amigos). Pue ssí: es el reflejo d eaquellos tiempos. Las camisas ahora ya no son negras, son color ala de mosca...

    ResponderEliminar
  8. Buenísimo el articulo, me ha encantado, como siempre!!genial!

    ResponderEliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.