domingo, 28 de febrero de 2010

OBRAS SON AMORES...prólogo.

Esto es simplemente un aperitivo del folleto que en 1995 editó el PSOE del Ayuntamiento de Alicante, con vistas a las elecciones municipales de 1995. Y que tan mal salió...
La portada y Ángel Luna dando la explicació de la foguera...
Aunque sea un simple prólogo del artículo, pues también tiene canción y en este caso es Y sin embargo te quiero de Juanita Reina, aunque me gusta más la versión (supongo que horrible para mucha gente) de Marta Sánchez, pero la que he encontrado la canta con Joaquín Sabina, que eso si que noo... Como siempre, podéis oirla pinchándo en el título.

sábado, 27 de febrero de 2010

DOCE ALICANTINOS POPULARES (3)

Seguimos con la segunda parte de esta saga, que recoge el artículo de nombre "Personajes alicantinos populares", que conjuntamente publicaron José Antonio Peral (texto) y Remigio Soler (ilustraciones), para el Ayuntamiento de Alicante. Hay que recordar que estos personajes están descritos con las palabras y títulos exactos que el autor del texto decidió en su día.

El hombre cañón
Famoso por su sombrero gris con cenefa negra, vendía cigarrillos y cerillas alrededor del hotel Samper y el portal de Elche, el de los quioscos de prensa en cada esquina y la parada de coches de punto (carruajes de alquiler con caballo), que era famosa por la intensidad de los aromas a orina de los jamelgos, que trajeron las primeras moscas a la ciudad.
Inició sus actividades como hombre cañón de un circo, aunque era – en verdad – hombre bala, pues era disparado para caer en una red colocada al efecto. Pero sucedió que la mujer del cañonero estaba cañón – en lenguaje de hoy, más que buena -, y como el bala de nuestro amigo se merendaba a la tal Marujita y llegando a enterarse su disparador y patrono, vino este a poner más carga en el cañón y el otro a parar fuera de la red, rompiéndose todos los huesos, por lo que quedó cojo a perpetuidad, haciéndose famoso el dicho: “Eres un bala”.
Artemio Pérez
Famoso masoquista alicantino que se codeaba con lo mejorcito de la ciudad, alternando con su flor y nata participando activamente en sus siempre gratas diversiones.
En una ocasión, lo metieron en una avioneta y, al tercer meneo por los aires hubo que aterrizar por la gloria de la madre de Artemio, que finalmente tomó tierra cagadito hasta los calcetines.
A La Mancha también lo llevaban de morralero para cargar las liebres que mataban sus señoritos amigos. Y una vez que le llegaron a dejar escopeta, a cada conejo que mataban los demás le metían un rollito de papel en el culo con la leyenda: “ a mí me ha matado Artemio”. Entre las risas ajenas Artemio planeaba su venganza. Así que fue recogiendo ortigas hasta llegar a la fonda, donde a cada uno puso una ramita en la cama. Y como disimulón era único llenó su cama de ortigas y pernoctó sobre ellas para ocultar su autoría. A la mañana siguiente lo habían dejado solo, sin coche, sin ropa y sin dinero, en plena Mancha.
Y a pesar de todo, Artemio decía que quien tiene un amigo tiene un tesoro.
Barrachina

Quien no ha oído hablar de Barrachina, el de “¡Porte la faba calenta!” con su carretón, su olla y sus habas hervidas, y con su fuego debajo al efecto, hizo escuela recorriendo las calles alicantinas.
Tocaba la charamita para anunciar el producto a la clientela. Como no era amigo de poner todos los huevos en el mismo cesto, servía igualmente aigua çiva con rollos y bambas, y lo que le hubieran pedido. Otro tipo curioso por el dicho.

Supongo  que si hubiera que ponerle música a esto, el que hablaría de los tres, sería Artemio que diría: Cómo pudiste hacerme esto a mí de Alaska y Dinarama (si la queréis escuchar, pinchad en el título).
Artículos anteriores:

miércoles, 24 de febrero de 2010

Peña Blanca y Capitol, un antes y un después...

Francisco Muñoz Llorens proyectó en 1963 dos edificios contiguos en la Playa de San Juan en una parcela de 3.900 m2, con fachada a la Avda de la Costablanca 89 y a la C/Carmelo Simón Pla. Son dos torres bastante curiosas, una con 12 y la otra con 13 plantas. En ambas, las viviendas son prismas que van alternándose con grandes voladizos, dando lugar en pisos con distinta orientación a miradores con anchos ventanales o a amplias terrazas según la fachada, formando un ejercicio de modernidad y atrevimiento por lo pronunciado de los voladizos.


En estas fotos aéreas (de Alicante Vivo), se observan los dos edificios en su estado original.
El conjunto se pinta totalmente en blanco, excepto los techos de las terrazas, que se hace en azul marino, unos colores muy usados por el autor en la época. Antes de finalizar su construcción, la torre más alta, se vende al Banco Exterior de España, que lo utiliza  durante muchos años como residencia veraniega para sus empleados hasta que por las sucesivas adquisiciones, fusiones y ampliaciones, el banco desaparece y se decide vender el edificio.  La nueva propiedad, aprovecha únicamente la estructura (con lo cual no pierde cubicación al tratarse de una especie de rehabilitación) y rehace totalmente el edificio, eliminando los voladizos y ocultando el castillete del ascensor bajo una cubierta inclinada. En la otra torre y debido a fallos estructurales, los voladizos también desaparecen como tal, al tener que afianzarlos con nuevos pilares metálicos, para evitar su desplome (además de los consabidos acristalamientos).

Los edificios en la actualidad.
 El resultado es el que vemos: totalmente diferente a lo que había en un principio: dos elegantes, pensadas y modernas torres y ahora tenemos un edificio totalmente distinto (confieso que me gusta) y otro que si bien no ha pretendido cambiar, lo ha hecho por necesidad.
Por supuesto múscia relacionada y en esta ocasión me atrevo a poner el No cambié de Tamara (no voy a poner la mala ni la buena, jajaja), que podéis escuchar si pinchaís  aquí , que por cierto, mucho si la mala o la buena, pero fue un éxito indudable (hasta fue sintonia de un anuncio de Telefónica).

domingo, 21 de febrero de 2010

LA PASARELA DE EL POSTIGUET: Por el camino verde...

...camino verde que va a la ermita. Así rezaba un bolero muy popular, pero en este caso vamos a hablar de la pasarela del Postiguet, que también lleva a una ermita: la de la Virgen del Socorro (que ahora está en un local comercial semi-enterrado bajo la plaza de Topete, pero esa es otra historia).
Pues bueno: resulta que el día 7 de noviembre de 2008 y creada por la entonces flamante alcaldesa (por sorpresa) Sonia Castedo, inicia su andadura la Concejalía de imagen urbana, de la mano de Oti (supongo que Otilia) García Pertusa, la concejal que sustituyó a Alperi cuando este se marchó del Ayuntamiento. Y se creó, según su propia definición para todo esto:
Mucho, muchísimo, se ha hablado de las prácticas de esta concejalía para mejorar la estética de la ciudad, ya que ha intentado maquillar todo lo que hay/había de feo, con parches (macetas, lonas, etc...) y sin entrar de pleno en el último punto de su folleto (Conservación de inmuebles), obligando a los propietarios a tener en condiciones su fachada que es lo realmente importante.
Pero en este caso, nos vamos a referir a la Pasarela del Postiguet, a la que se refiere en la página web del Ayuntamiento la citada concejalía como:

Ya empezamos: la actual pasarela es de 1995 (aprox), cuando se renovó todo el Paseo de Gómiz, la anterior (construida por Menatesa), también era metálica pero sobre pilares de hormigón y fruto de la corrosión (por falta de mantenimiento) llegó a estar casi en ruinas. Que es lo que le va a pasar a ésta, si no se toman las precauciones oportunas
Porque si bien es verdad que las barandillas se han pintado no hace mucho (unos dos años), el resto está como muestran las fotos. Con peligro para que la gente tropiece, con mal aspecto y además, si no se hace algo, al final afectará a la estructura.


Naturalmente tenemos canción relacionada: un romántico bolero que se llama Camino Verde y que podéis escuchar pinchando  aquí en la voz de José Feliciano, aunque a mí la versión que más me gusta es la de Eydie Gorme.

Publicado un "remix" en AlicanteVivo con las fotos del Escaparate del Diario Información.

jueves, 18 de febrero de 2010

LA HIPOTÉTICA NUEVA LÍNEA 4 DEL TRANVÍA

El pasado mes de diciembre de 2009 se inauguró al completo la línea 4 del tram alicantino, después de un largo proceso de obras, que incluyó la urbanización de las avenidas de las Naciones y sobre todo de la Costablanca, (que se hizo según las peticiones de los vecinos y comerciantes), eliminando un carril de circulación, respetando la mediana central ajardinada e implantando árboles en las aceras. Un bucle que partiendo desde la Puerta del Mar, proporciona servicio a este barrio alicantino y que el próximo verano pasará su prueba de fuego, ya que además de servir a los numerosos residentes durante todo el año, acercará el resto de la ciudad a la parte alicantina de La Playa (recordemos que en Muchavista ya existe ese acercamiento desde hace años).
Como siempre en el Tram, topamos con la mísera frecuencia de paso que tienen los tranvías, en este caso es de media hora, nada competititva frente al autobús (aunque el tiempo de recorrido sea mucho menor que el que ofrece Subús). La ventaja: pues que se sabe exactamente en qué minuto pasa por la parada:

Hoy se nos informa de que se va a hacer una nueva conexión entre las paradas de Sangueta (del resto de líneas existentes ahora) y la de La Marina, con tal de que la línea 4 acabe en la estación de Mercado y no en la de Puerta del mar, ya que se supone que será más cómodo para los usuarios. Para seguir dando servicio a Puerta del Mar, se instauraría una lanzadera entre Sangueta y aquella.
Con los datos existentes y sin haber visto un sólo plano, me atrevería a decir que la situación sería:

Donde la línea azul es la nueva conexión de la lanzadera (eso sí: al mismo nivel que la Avda de Villajoyosa, con semáforo por medio) y la línea roja es la vía que quedaría sin servicio y que se aprovecharía para hacer un paseo verde junto al mar, cosa que es muy buena idea. Igual dentro de unos días se dignan ponernos un plano auténtico o nos lo explican mejor y lo que yo digo no sirve de nada...

lunes, 15 de febrero de 2010

El cactus trepador de Carolinas (de 40 en 40)

El otro día, pasando por la calle Montero Ríos, me dí cuenta de que en la medianera de un edificio, había un enorme cactus trepador que salía de una planta baja contigua. Es una cactácea que siempre me ha gustado mucho y ha despertado mi curiosidad. En este caso, la planta ha escalado los 19 metros de altura que tiene el paredón que forma la medianera y ha culminado el ascenso hasta llegar a la barandilla de coronación.

Detalle de la ascensión

Bellísima y efímera flor que echa esta planta.
El barrio de Carolinas, como muchos otros de nuestra ciudad, comenzó su expansión a finales de los años 20 del pasado siglo, con un tipo de edificación en planta baja, con cubierta de teja alicantina a dos aguas, con una fachada exterior con una puerta y una o dos ventanas y un patio posterior donde se ubicaba la cocina y el wc.

El trepador y la casa que lo alberga en su patio.
 Un alero con vigas de madera y azulejos socarrats culminaba la fachada. Un tipo de edificio muy típico en Alicante y que se repite también en La Florida, San Blas o Campoamor. Pero llegaron los años 60 y empezó un proceso imparable que continua hoy en día sustituyendo las antiguas y racionales viviendas por pisos. Eso es lo que pasó en el caso que nos ocupa, porque en 1971, los números 39 y 41 sucumbieron, dejando huérfanas a sus hermanas del 43  y 45. Ellas han continuado en pie 40 años más (ya han cumplido 80) y como venganza por semejante afrenta, el cactus ha escalado hasta vencer al gigante, como un último gesto de supervivencia. Le ha costado media vida, pero lo ha conseguido...
Naturalmente hay canción relacionada. Como no hay canción del cactus, pongo otra trepadora muy famosa: "La hiedra", romántica balada cantada por Paloma San Basilio y que fue uno de sus mayores éxitos.

domingo, 14 de febrero de 2010

El día de los enamorados y Galerías Preciados

El día de los enamorados es una tradición anglosajona, que se ha ido extendiendo a otros países durante el siglo XX y donde los maridos, esposas, novios, novias...se expresan su amor y lo celebran con un obsequio mutuo. Aquí lo festejamos el día de San Valentín, pero en otros países se celebra en otras fechas y hasta con nombre diferente. Sin ir más lejos, tradicionalmente nuestros vecinos del norte (los valencianos de Valencia y otras poblaciones), celebran el día de Sant Donís (precisamente el 9 d’octubre) donde el novio regala a su enamorada la “mocaorà”, un pañuelo anudado por sus cuatro puntas y que contiene deliciosos mazapanes con forma de fruta, como muestra de su amor.
Mazapanes para la mocaorà.
Pero volviendo al 14 de febrero, se dice que la implantación en España a nivel popular, tuvo su origen en los grandes almacenes Galerías Preciados en los años 50, celebración que empezó a promoverse con tal de motivar las ventas de regalos. No fue ajeno a este éxito en la nueva festividad, la famosa y almibarada película del mismo nombre con un plantel de grandes estrellas y a todo color, donde se mostraba lo adelantado que estaba el país y donde varias de las protagonistas trabajaban en...Galerías.


Primitivo edificio de Galerías en la plaza de Callao de Madrid, donde se rodó parte de la película.

El mismo edificio, actualmente ocupado por FNAC. A la izquierda se construyó en 1969 otro edficio para la firma, ambos conectados subterránemente entre sí y con el metro.
Estos grandes almacenes, sucumbieron en su lucha con su gran rival El Corte Inglés y después de numerosos avatares, descapitalizaciones, compras, incautaciones por el gobierno (junto con el resto de Rumasa), acabaron cayendo en las redes de su más directo rival, tal y como los conocemos ahora.

Logotipos, etiquetas y diversos productos de Galerías Preciados. Extraidos de la galería de JESÚS-47
En Alicante, ocupó un extenso solar donde antes hubo un almacén de hierros y un edificio de viviendas (que en sus bajos albergaba el primitivo Cine Chapí y que sólo disfrutó de unos pocos años de existencia) y supuso para muchos alicantinos en 1976, la entrada en la modernidad y para la ciudad en general, un terremoto comercial, pues fue el principio del desplazamiento del centro tradicional hacia una zona antes ocupada por industrias y que se consolidó con la apertura de El Corte Inglés en el año 1989 como el núcleo comercial moderno de la ciudad. Cerraron su puertas definitivamente, como toda la cadena, el día 2 de julio de 1995. 

Imagen de la zona en 1958. Aún están los almacenes de hierros. Los edificios altos de detrás son el Prytz y el Gomis, correspondientes a los nºs 11 y 13 del Paseo de Soto en la actualidad. En el solar del edificio y almacén de almendras Prytz se levantaría el Riscal.


Fotografía de la zona en 1993, de Carles Vela extraída de su página Fotos d'Alacant

Y claro, como canción relacionada, pues eso: "El día de los enamorados" de Monna Bell:


miércoles, 10 de febrero de 2010

Los chorros "planchados"

Unos dicen que bien, otros que mal, otros que si charcos, otros que si estaban previstos, otros que si bla,bla,bla... y yo siempre he dicho que hay que dar un tiempo prudencial a las cosas y en este caso el año es el ideal. Un plazo adecuado para una plaza mayor como es nuestra Plaza del Ayuntamiento, un año por el que pasarán toda clase de celebraciones, toda clase de actos que siempre se han hecho allí y que pondrán a prueba la urbanización que se ha hecho con fondos E y que otra cosa no, pero polémica y chorros de tinta (o de bites) a mogollón. De momento ha pasado un mercado navideño y ahora viene el carnaval. Y ya tenemos una duda resuelta, porque todo el mundo se preguntaba qué iba a pasar con la multi-fuente y sus desagües que estaban a distinto nivel y por lo tanto en caso de una concentración masiva de gente, era un tanto peligroso. Ya sabemos la respuesta: les han atornillado unas planchas metálicas para que todo quede casi al mismo nivel y no haya peligro. Es decir: los han "planchado".


A pesar de que  los surtidores están tapados, los charcos siguen y siguen...

Desde luego, si estuviéramos en una serie de dibujos animados, a más de uno se le ocurriría darle a la palanca oportuna (bueno, o a la pantalla táctil, hay que ser modernos), para mientras está lleno de gente, que los chorros resurjan con fuerza y las planchas se queden encima de ellos danzando...
Aprovechando, pongo unas fotos del montaje de arqueología urbana, que este año por lo visto va dedicado al carnaval de Venecia. No me gusta nada, comparado con el de Alicia en el País de las Maravillas, es bastante soso, pero también puede influir que las máscaras venecianas me dan mucho yuyu.




Lo de Venecia en la arqueología urbana ¿irá con segundas?, ¿se referiran al charquero?...no lo sé.
Como canción relacionada, una balada preciosa de Charles Aznavour , "Venecia sin tí", versión en castellano de "Que c'est triste Venise", que os recomiendo escuchar...

lunes, 8 de febrero de 2010

La reconstrucción de La Rotonda

La Rotonda, es una urbanización que fue promovida por Enrique Penedo (el mismo propietario de El Parque que se levantó sobre los terrenos de la fábrica del gas) y que se acabó de construir en 1967. Proyectada por Don Juan Guardiola Gaya, se asienta sobre una manzana poligonal de lados curvos en las avenidas de Costa Blanca, Cataluña, Nápoles y la calle Sicilia. Está compuesta de un total de 122 lujosas viviendas, distribuidas en 4 bloques: dos de viviendas adosadas sitos al norte y al sur de la parcela, otro de 6 alturas lindante con la avda Costa Blanca y la Torre.
La Torre es el elemento más significativo de este conjunto, es de planta cuadrada, con 18 alturas que se elevan sobre un podio destinado a garaje y está situada en el ángulo que forman las Avdas de Cataluña y Nápoles. Elevada con estructura metálica, la forma de los antepechos de los amplios voladizos, en forma puntiaguda, ha hecho que se le conozca popularmente como “La pagoda”, habiendo sido durante muchos años, un hito visual muy importante por su singular situación en el ángulo de la playa y la antigua carretera A-190 de Alicante a El Campello.
                    
Vista de la urbanización aún en obras.

Plano del proyecto y maqueta del conjunto.

Distribución de planta de pisos del bloque de 6 alturas.

Plano de planta de pisos de la torre. En el centro se observa el patio que la recorre en toda su altura.

Vistas del conjunto en el lado más próximo al Cabo.

Vista de la fachada en 1997. El gresite que recubría las "alas", las estrellas metálicas y el macizado de la pérgola, ya han desaparecido.
Actualmente tiene el honor de ser el edificio de viviendas más “joven” que goza de protección en la última revisión del PGOU.
        
Pero como para todos, para los edificios también pasa el tiempo y si además tienen estructura metálica y están junto al mar, la corrosión es uno de sus peores enemigos y hace estragos en la seguridad de los mismos. En estos momentos, se está rehabilitando la fachada de la torre. No es la primera vez que se hacen obras en los exteriores de los componentes de La Rotonda, anteriormente ya se había eliminado los revestimientos de gresite de todos los bloques y en el caso concreto de la torre, además la pérgola de remate, que como se ve en la foto de conjunto primitiva, estaba techada. Actualmente sólo se conserva la estructura. También se le había despojado (excepto en algunas partes muy concretas) de las estrellas metálicas que en número de 16 por planta, a modo de falso pavimento, unían las terrazas de todos los apartamentos, recurso estético que el autor del edificio también usó en el edificio de Alfonso el Sabio 40 y en la Torre París, si bien en esta última no se trataba de estrellas, sino de simples perfiles metálicos.
                 
Fachada norte: aún no han comenzado las obras en este sector.

Diversas vistas de los trabajos. En ellas se observa como incluso se han tenido que demoler los forjados.
                 
En esta foto se observa las estrellas metálicas que cubrían todos los huecos que separaban cada apartamento y que se conservan en la planta baja. También la celosía de la planta de desvíos, de autoría atribuible al escultor Miguel Losan.

Vistas del resto de la urbanización.
                
En esta ocasión, la profunda rehabilitación a que está siendo sometido el edificio es tal, que incluso podemos hablar de reconstrucción, pues se están sustituyendo gran cantidad de perfiles metálicos cuya oxidación era patente, e incluso parte de los forjados de los voladizos. Respecto a las “alas”, se están desmontando igualmente y esperemos que se repongan exactamente como estaban antes. Desde luego, si no se hace así, se estaría incumpliendo la catalogación que le ha otorgado el Ayuntamiento y el edificio perdería toda su personalidad.

Las fotos 1 a 6, son de la revista Vía arquitectura del Colegio de Arquitectos de Alicante.
Las fotos 7 a 11 son de J.Navarro a quien agradezco especialmente su colaboración y gentileza.
El resto de fotos, son del autor.

Dada la lejana inspiración japonesa del edificio, pues la canción que le ponemos es "Japonese boy" de Aneka. Música discotequera de los 80: