lunes, 7 de junio de 2010

DOCE ALICANTINOS POPULARES (Y 4)

Seguimos con la cuarta y última parte de esta saga, que recoge el artículo de nombre "Personajes alicantinos populares", que conjuntamente publicaron José Antonio Peral (texto) y Remigio Soler (ilustraciones), para el Ayuntamiento de Alicante. Hay que recordar que estos personajes están descritos con las palabras y títulos exactos que el autor del texto decidió en su día.
Pericuelo

Famoso embustero de la época, fue en realidad, un político desaprovechado y uno de los primeros alicantinos en demostrar que podía vivirse del cuento. Pues del cuento vivía concitando corrillos a su alrededor. A él se atribuye entrar en el bar y relatando la última cacería, acabar con el disparo en “el bebe” y silencio: hasta que el bobo del grupo, tal vez Artemio, viene a preguntar lo de ¿qué bebe? Yo whisky, gracias. Se lo bebe, el otro paga, todos ríen.
De las más gordas va referida a un crucero: El barco en que hacía la travesía fue torpedeado por un submarino alemán; llegado a nado hasta una isla paradisíaca, se puso en relaciones con una gorila, para luego fundar la “Penya los gorilas”. Lo de “eres más mentiroso que Pericuelo” se dice por algo.
El Chache

Famoso maricón afincado en Alicante, conocido hasta en els Països Catalans donde solía ir a por nota. Siempre hecho un pincel, el pelo engominado con fijapelo; las uñas pintadas; la blusa de seda. Asiduo del antiguo barrio chino de Alicante, ya desaparecido, “estos, Fabio, ay dolor” que diría el Chache, paseaba sus reales por el bar Travesía, La Pepita, o el bar Zaragoza de la calle Álvarez, llevando una ratita blanca colgada del pecho, que hacía los chillidos de las putas.
De Alicante a Barcelona, era –dicen- un honor haber tenido relaciones con él, del que se sabe que era –dicen- de la familia de los Dante, a diferencia de otro famoso de un tiempo después, que era –dicen- de los Petrarca, más serio y por nombre La Medallona. No ha quedado probado que llegaran ambos a formar parte de las chicas de Colsada, aunque la natural tendencia del Chache por los ambientes orientales, hace suponer que pudo entrar en conversaciones con Manolita Chen para integrarse en el Teatro Chino, que se disputaba el favor del público con el no menos famoso Teatro Argentino, también asiduo de Alicante, ambos precursores importantes del Teatro Independiente Español y tanta relevancia llevó a decir: “Eres más conocido que el Chache”.
Ramonet

De escaso tamaño; pelo ralo; nariz gruesa, a menudo enrojecida; falto de dientes; andar jacarandoso; y mentón pronunciado, avanzadilla de su discapacidad, Ramonet era, en realidad, un inocente, amante de todo lo alicantino.
Fervoroso hincha del Hércules y fogoso defensor de las Hogueras, era más feliz vestido de foguerer que un niño de primera comunión. No llegó nunca a comprar tabaco; dado a comerse hasta las consonantes iniciales de las palabras, su frase favorita era: “Oye, ¿ienes un igarro?”
En todas partes andaba, más si a pólvora y fiestas se olía. Y si una banda de música pasaba, allá que se iba detrás como si del tambor se tratara.
Se ganaba la vida haciendo sencillos recados, que comisionados de hogueras y barracas le encomendaban y él muy en serio se tomaba, “orque on lar hogueras no e uega”. En las noches de hogueras, cargadito y armado de maracas, era muy solicitado, y no menos celebrado, su “c’est çi bon” que acompañaba de pequeños saltitos de preferente, en el templete de la plaza de Benalua.
A Ramonet le dejaban colarse en todas partes y terminaba por enterarse de todo. Era frecuente entre los políticos municipales haciendo de voz de los barrios de Alicante, no habiendo alcalde bueno para él que no fuera del Hércules o no le gustasen las hogueras.
Dedicarle una calle en Alicante al foguerer Ramonet sería un bello homenaje a la discapacidad al servicio de todo alicantino.
De los tres personajes, el que pone música en esta ocasión, es El Chache, con esta archiconocida canción de los celebérrimos Mecano, de título "Maquillaje" que como siempre podéis escuchar-char-char pinchando en el título.
Artículos anteriores: En este enlace.

4 comentarios:

  1. Qué caña lo del Chache!! Mira que he oido veces esa expresión y nunca he procurado saber de dónde viene. Qué fort!

    ResponderEliminar
  2. Lo del Chache, me ha dejado "impresionado". Comercializar siempre ha sido difícil .........

    ResponderEliminar
  3. Habláis de El Chache y para mí con su dibujo, se materializa aquello que dije en la primera parte de esta serie de "Doce alicantinos populares". Si vais al primer capítulo (único en que en la introducción dije algo distinto), las figuras que hay detrás de su imagen, unos niños vociferando y con piedras en la mano, corrobora la parrafada que empieza así como: "No puedo evitar que cada vez que se hable de esta series de personas (de las que hay varias en cada ciudad o pueblo) la rabia me invada..." y acaba con: "...cuyo único pecado era ser diferentes".

    ResponderEliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.