miércoles, 20 de enero de 2010

Nuevos inventos en Alfonso el Sabio...

El artículo de hoy trata  muy especialmente,
de arreglos, parches, novedades y reformas,
que nuestros ediles nos traen continuamente,
ya sean unos alcorques con variadas formas,
para que nuestras palmeras estén adornadas
y los viandantes  ni se caigan ni tropiecen,
en las oquedades con que están dotadas *
estos árboles que dulces dátiles nos ofrecen.
También unos  cómodos asientos añadidos,
en los floreros de granito modelo sepultura,
para cuando los pies estén algo  doloridos,
descansemos y reposemos con total soltura.

Nota: no se admiten reclamaciones ni protestas, ni siquiera donde está el asterisco (composición libre, jejeje).




El material que rodea a las palmeras (y a la enredaderita), no es rígido (vamos: lo he comrpobado con la uña), para que puedan seguir creciendo y no ahoguen a las plantas.



Banco sobre banco.
Y como siempre música: hoy la norteamericana de ascendencia italiana Connie Francis, tuvo mucho éxito en todo el mundo en los años 50 y 6o, cantando innumerables canicones en varios idiomas. Una de ellas (quizás la más conocida en España), era este "Linda muchachita".



10 comentarios:

  1. He encontrado esta noticia, y rápidamente he pensado en ti:

    http://www.elmundo.es/elmundo/2010/01/20/alicante/1264010305.html

    ResponderEliminar
  2. Ahhh, jejeje, gracias. Es una cosa muy curiosa, aunque lo de la reversibilidad no sé yo si es tan factible. Hay que tener en cuenta que casi todas las trapas, tienen unos nervios por bajo, para no tener que hacerlas tan gruesas y que precisamente son más abultados en el centro. Pero bueno, imagino que soluciones habrá muchas.

    ResponderEliminar
  3. Lo que es una pena es la calidad de los renders y los diseños que muestran en la página!

    ResponderEliminar
  4. Fotre macho, vaya poesia mas chunga, ja ja jaa. Lo de las palmeras no esta mal, la tumba no lo arregla ni que le pusieran un cojincito de terciopelo.
    Luis.

    ResponderEliminar
  5. Yo en Elche ya los había visto hace tiempo y me preguntaba si con eso podría pasar la lluvia o la humedad. Yo lo dudo. No sé si será más práctico, pero me gustaban más la red metálica, que no sé como se llama ahora mismo. Además por lo que he visto desde hace tiempo tiende a ensuciarse bastante. Se acaba poniendo negruzco.

    ResponderEliminar
  6. Luis: ni mi "poesia" ni los maceteros tienen arreglo, jejeje, mas que nada porque en Alfonso el Sabio, hay demasiado mobiliario urbano, ten en cuenta que aparte de farolas, señales de tráfico, postes de autobús, marquesinas de autobús, respiraderos, entradas peatonales y de vehículos del aparcamiento, semáforos, contenedores, papeleras, bancos de los normales, maceteros colgados en las farolas, ponen estas cosas, da una sensación de que todo está lleno de obstáculos.

    ResponderEliminar
  7. Luis Pueyo: ahora que lo dices es verdad, me suena haberlo visto en algún otro sitio y sí, se hace negruzco con el paso del tiempo. Ahora está recién hecho y no queda mal, pero ya veremos. Respecto a lo del agua, se confía en que está regado con goteo, aunque no viene nunca mal una segunda fuente y eso es patente en sitios donde además del goteo, hay agua subterránea, donde los árboles crecen con muchísima más fuerza.

    ResponderEliminar
  8. :D La poesia un 10, i és veritat Alfonso El Sabio és com una tenda de làmpares!

    ResponderEliminar
  9. Xeeee homòoonim! quina alegria!. Efectivament, estic fet un rapsoda. Ja han cridat de la RAE i diuen que en quan es quede lliure una cadireta d'eixes, em fan acadèmic. O algo.

    ResponderEliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.