sábado, 19 de diciembre de 2009

Un gran almacén "fantasma".

El pasado día 13, publiqué en este blog una entrada titulada De Woolworth a la Seguridad Social (que podéis leer si queréis pinchando en el nombre) sobre el camino seguido por el emplazamiento de las actuales oficinas del INSS y efectivamente comprobé que muy poca, poquísima gente, se acuerda de que ahí estuvo la firma norteamericana Woolworth, que a nosotros no nos dice nada, pero que en su país y en otras partes del mundo, es un emporio de los grandes almacenes de tipo popular. Hecha una breve encuesta a gente de mediana edad (hay que tener en cuenta que cerraron en 1980), no se acuerdan de nada, vamos: que parece como si yo me hubiera inventado la existencia de esa tienda. Pues hoy tenemos la prueba de que no fue así: existieron aunque por muy poco tiempo, sólo 3 años, quizás eclipsados por Galerías Preciados, que había abierto sus puertas en año anterior y con aparcamiento o por una mala política comercial, nunca se sabe...

Se anuncia su inminente apertura. Curiosidad: en la planta sótano hay un departamento de confitura.


El 31 de Octubre de 1977, se inauguraron los Grandes Almacenes Woolworth de Alicante.

Ya han cerrado: el 23 de Octubre de 1980, venden el mobiliario.

Un año después, se anuncia la compra del edificio por la Caja de Ahorros Provincial.
.
Cuando cerró el negocio, el edificio pasó a manos de la Caja de Ahorros Provincial, que instaló una oficina en su planta baja y salas de exposiciones en el resto, hasta su cierre y abandono. Fotos del edificio no he encontrado, parece como si se lo hubiese tragado la tierra, pero como se ve en las páginas publicitarias, se hizo imitando o bien el anterior o emulando a su vecino de enfrente del Pasaje de Amérigo. Como ya dije en el anterior artículo, fue muy criticado porque su altura había sido rebajada, pero es que la normativa impedía hacerlo más alto. Al contrario que ahora, que  han levantado ese edificio, sin ninguna conexión con los colindantes.
Como canción relacionada, Horror en el hipermercado, justo del año en que cerraron los grandes almacenes: 1980 y cantada por Alaska y los Pegamoides, unos de los reyes de la "Movida"...

15 comentarios:

  1. Toda esta historia me parece alucinante. Parece un cuento de Auster o de Cortazar... Yo sinceramente pensaba que había estado abierto en los 60 pero si me dices que funcionó desde 1977 hasta 1980 ya me quedó perplejo...

    PS: Te imagino aliviado comprobando la hemeroteca y viendo que sí que existió y que no te estabas volviendo loco ; )

    ResponderEliminar
  2. Jeje, bueno yo estaba seguro, lo que no tenía eran los datos concretos. Ahora ya está todo más claro.

    ResponderEliminar
  3. Hombreeee! Yo recuerdo esos grandes almacenes. Y siempre que se lo comentaba a la gente me tomaban por loco.

    ResponderEliminar
  4. Muchos sábados por la tarde íbamos. Recuerdo que eran estrechos y profundos, entrabas y las escaleras mecánicas estaban a la izquierda.

    También recuerdo la frase de mi madre "vámonos, aquí no hay nada". Lo qué no sé es por qué cerraron :S

    Y sin embargo, nos dio pena cuando un día fuimos y estaba cerrado para siempre.

    ResponderEliminar
  5. Es curioso, yo no me acuerdo de haber subido a ninguna planta (y seguro que lo hice). Da la impresión de que los hicieron de mala gana, hasta Simago tuvo más éxito. Ya digo que creo que el progresivo desplazamiento hacia el sur de la centralidad, seguro que tuvo que ver también con su fracaso.

    ResponderEliminar
  6. También creo que se dieron poco a conocer (La prueba la tenemos en que poca gente se acuerda de ellos)
    y estaban relativamente escondidos, no como Simago, que tenían una fachada enorme que resaltaba en la anchura de Alfonso X "el Sabio".

    ResponderEliminar
  7. Cuando se monta algo de este calibre, supongo que se harán varios estudios de mercado en cuanto a la viabilidad, éxito que pueda tener, ubicación más conveniente, etc,etc...que no estamos hablando de un localito pequeño (que también hay que tener mucho dinero para montarlo) y sin embargo, a veces los resultados son catastróficos. La prueba la tenemos en los "locales malditos", que son esas ubicaciones, que pongan lo que pongan, siempre fracasan. El ejemplo más reciente, es el magnífico local que hay en la Rambla esquina a San Isidro (el que tiene fachada redondeada junto al café Havana), ha tenido varios negocios y nada, batacazo. Pero es que yo recuerdo otro también en la Rambla, al final donde ahora acaban de cerrar Peace & Liberty, esa tienda tan peculiar de ropa femenina, donde ha habido decenas de negocios en sus 46 años de existencia.

    ResponderEliminar
  8. Sí que es verdad. Mi mujer y yo conocemos otro local maldito por excelencia: Av. Alcoy esquina a Capitán Rueda. La de negocios que han puesto allí, y nada.

    ResponderEliminar
  9. Otro dato: según fuentes fidedignas antes hubieron, en el mismo local de Woolworth, otros grandes almacenes llamados Saldos Arias, que funcionaron al menos desde 1968.

    ResponderEliminar
  10. Mas datos: Saldos Arias fue una cadena nacional de grandes (yo diría medianos) almacenes, tristemente célebre por el incendio de los almacenes de la calle Montera de Madrid, donde diez bomberos fueron sepultados al ceder el edificio.

    http://www.somoscentro.com/2009/06/historia-madrid-centro/el-incendio-de-los-saldos-arias-y-el-parque-que-nunca-existio/

    ResponderEliminar
  11. Bueno, la verdad es que no sé lo que hubo ahí antes, no me acuerdo. Pero Saldos Arias estaba exatamente en la esquina de la C/Mayor con el Pasaje de Amérigo (la primera esquina desde la Rambla). Tenía la particularidad de que todos los precios eran ..,99, es deci: un par de medias: 1,99 (por ejemplo). En la siguiente esquina estaba una zapatería que se llamaba Calzados La Parisien que tenía muchos escaparates pequeños y en cada lateral espejos, claro: se multiplicaban los zapatos por decenas, a mí eso me llevaba loco, jejeje. Luego lo reformaron y eran otros calzados, en plan tienda muy grande, pero no recuerdo el nombre. No eran Boston, de esos si que tengo fotos y haré próximamente una entrada de comercios antiguos.

    ResponderEliminar
  12. Sí, es verdad me acuerdo del incendio ese. La tienda de aquí era bastante más modesta, allí era un edificio entero que además creo que me suena que después estuvo mucho tiempo con el solar.

    ResponderEliminar
  13. Lo de los locales malditos es un tema que a mi siempre me ha fascinado. Es algo que sucede a menudo tambien con los bares o pubs...

    Pues os leo hablar de lo de Woolworths y no salgo de mi asombro ya que mi abuela vivía a escasos 100 metros de su emplazamiento y no recuerdo nada aunque bien es cierto que era muy pequeño...

    Saldos Arias si no me equivoco fue toda una Institución, ahora ya difunta...

    ResponderEliminar
  14. Yo si que recuerdo los almacenes saldosarias en la calle mayor.Tenia dos plantas a la planta de arriba se subía por unas escaleras.también tenia un tobogán que comunicaba con la planta de arriba,era una gozada,por ese tobogán creo que enviarían productos a la planta de abajo.Yo era muy pequeña y no me acuerdo muy bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concretamente en la esquina derecha mirando al Pasaje de Amérigo. Eran un tanto modestos en dimensiones (hoy sería una tienda grande, entonces un poco más llamativo que una tiendecita).

      Eliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.