miércoles, 27 de mayo de 2009

CUATRO POSTALES ALICANTINAS

Con estas cuatro fotos, empecé mi tarea en Alicante Vivo hace aproximadamente un año y medio y las vuelvo a poner aquí, porque ha sido tal ha sido la cantidad de artículos que se han escrito para AV, que a veces se quedan en el fondo de la web. Así que las rescato, con los pies de foto originales, espero que os gusten, las hayáis visto ya o no:

 
En La Albufereta, se vé que aún no estaba hecha la Avda. Costablanca. Solo había unos pequeños núcleos en el Cabo de las Huertas. En primer lugar, la Torre Vistamar "El barco", el edificio más alto de la ciudad, totalmente iluminada. Al fondo, el Club del Mar, también con todas las luces encendidas.

En la de la Calle Toledo, se ve el famoso Museo de Cerámica que Ramón Quiles instaló en su propia casa. Ignoro dónde estarán ahora todas aquellas piezas. Se rumorea que las compró Vicente Espadas, pero claro... ¿cómo saberlo?.
 La calle San Rafael en su estado más primitivo: antes de que se "andaluzara", pintando las casas de blanco y llenándolo todo de macetas, cosa de la que fué artífice Ramón Quiles, que repartió cal por todo el "barrio", del que era alcalde. Logró que por lo menos tuviera un aspecto más aseado, aunque se desvirtuó un tanto el espíritu de fachadas de colores que le era propio.

 
El Club de Regatas, en una bonita vista de 1970

4 comentarios:

  1. Hoy, como hace año y medio: Muchas gracias, Paco. Y enhorabuena por el blog. Un espacio estupendo, un sitio de recreo (como decía la canción), dotado con tu particular y personal estilo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Elkiko, a mi la del Club de Regatas me parece particularmente dolorosa...

    ResponderEliminar
  3. Sí, això mateix anava a dir jo, que es troba a faltar el Club de Regatas.

    ResponderEliminar
  4. Jose. bienvenido y gracias (bueno, gracia sa todos, claro).
    Efectivamente el Club de Regatas es otro de los destarifos alicantinos y curiosamente guarda un cierto paralelismo con otro edificio emblemático como es la Estación de Madrid. Primero se reformaron para darle un aire "más moderno" y al final desaparecieron porque no tenían ningún mérito arquitectónico y porque molestaban. La estación ,aún no ha desaparecido, pero lo hará porque no se tiene ninguna intención de conservarla, si acaso la estructura metálica (i ja vorem...).

    ResponderEliminar

Si tienes que decir algo...escribe aquí y gracias por tus comentarios.